1T 2020: ABANCA logra un beneficio de 127 millones, tras fortalecer las provisiones con 78 millones

  • ABANCA aplica un plan de respuesta al COVID-19 basado en el apoyo financiero a clientes, la operatoria a distancia, la protección de las personas y las iniciativas sociales

  • A través del Plan Anticipar, ABANCA pone a disposición de los principales agentes económicos 7.900 millones de euros en financiación

  • Con una ratio de capital total del 15,6% y un superávit de 1.221 millones sobre CET1, la capitalización supera los requisitos regulatorios

  • El resultado supone una rentabilidad (ROE) del 10,9%

  • La entidad se sitúa entre las primeras del sector por tasa de cobertura de activos improductivos (61,1%)

  • La tasa de morosidad está en el 2,7%, nivel ampliamente inferior a la media española

  • Los ingresos recurrentes continúan mejorando (+17,4% margen básico) y se mantienen como pilar de la rentabilidad

  • El banco continúa elevando su volumen de negocio, que supera los 85.500 millones de euros

  • ABANCA mantiene una sana estructura de financiación basada en depósitos de la clientela, con una ratio LTD del 98%

  • Excluyendo las provisiones extraordinarias derivadas de COVID-19, el beneficio neto mejora un 0,5%


De izquierda a derecha en la imagen, el consejero delegado de ABANCA, Francisco Botas, el presidente, Juan Carlos Escotet Rodríguez, y el director general financiero, Alberto de Francisco.

ABANCA obtuvo en el primer trimestre de 2020 un beneficio neto de 127 millones de euros, cifra que se traduce en una rentabilidad ROE del 10,9%.

Los ingresos recurrentes, con un margen básico que creció un 17,4%, continuaron mejorando y siguen siendo el pilar fundamental del resultado obtenido. La entidad mantuvo este nivel de rentabilidad, entre los más elevados del sector financiero español, al mismo tiempo que fortalece con 78 millones sus provisiones para crédito. El objetivo es hacer frente al previsible deterioro económico por el impacto de la emergencia sanitaria.


Gracias a su política de prudencia y foco en el largo plazo, la entidad afronta el escenario COVID desde una posición financiera muy sólida: el nivel de capitalización supera ampliamente los requisitos regulatorios (ratio de capital total del 15,6% y superávit sobre CET1 de 1.221 millones); la cobertura de activos improductivos (61,1%), es de las mayores del sector; la morosidad (2,7%) es inferior a la media española; y la estructura de financiación está basada principalmente en depósitos de clientes (ratio LTD del 98%). El volumen de negocio continúa creciendo y supera los 85.500 millones.


El banco está desarrollando un amplio plan de acción dirigido a apoyar financieramente a sus clientes, mantener la operatividad a través de canales a distancia, preservar la protección frente al COVID-19 en oficinas y centros de trabajo, y contribuir al esfuerzo del conjunto de la sociedad en su lucha contra la pandemia. Como parte de estas iniciativas, ABANCA ha puesto a disposición de empresas, pymes, autónomos y comercios 7.900 millones de euros en financiación. Además, ha sido una de las entidades que más cuota ha consumido de los créditos avalados por el ICO con 9.469 operaciones gestionadas para pymes y autónomos por un importe de 893 millones y 364 expedientes gestionados en Corporativa por un total de 547 millones de euros.


Otro hecho destacado del trimestre es la culminación de la integración de Banco Caixa Geral, completada con éxito en marzo. Esta operación complementa el modelo y estrategia de ABANCA ofreciendo un alto potencial de generación de valor, ampliando su red comercial a nuevas provincias y reforzando la presencia en otras en las que ya opera.


La entidad está analizando la posible adquisición del banco portugués Eurobic, en estos momentos pendiente de finalizar el proceso de due dilligence. Esta operación se encuadra en la apuesta estratégica por Portugal como eje de expansión, un mercado atractivo por el desempeño económico del país y en el que la entidad cuenta con una dilatada experiencia.


Elevada liquidez y capitalización

Los depósitos minoristas constituyen la base de la estructura de financiación de ABANCA, cuya ratio de créditos sobre depósitos (LTD) es del 98,0%. La entidad cuenta con una cómoda posición de liquidez cifrada en 13.505 millones de euros entre capacidad de emisión de cédulas y activos líquidos, lo que le permite cubrir más del doble de los vencimientos previstos de emisiones.

Las ratios de financiación neta estable NSFR y de cobertura de liquidez LCR se situaron, respectivamente, en el 127% y el 210%, niveles que acreditan el cumplimiento anticipado de los requisitos regulatorios de Basilea III.

El banco presenta una robusta posición en materia de solvencia. La ratio de capital total se situó a cierre de marzo en el 15,6%, con un exceso de 335 p.b. sobre los requisitos exigidos. La ratio de capital de máxima calidad, CET1, se situó en el 12,7%, con un exceso de 394 p.b que suponen un colchón de más de 1.200 M€ sobre el mínimo exigido. Tras la emisión de octubre 2019, ABANCA ya ha cubierto el colchón de deuda subordinada clasificada como Tier 2 (2% s/ APR) requerido.



Rentabilidad y máxima prudencia

El resultado obtenido por el banco en el primer trimestre muestra la buena evolución de su negocio con clientes minoristas, que sigue ganando peso en la cuenta de resultados. El margen de intereses y los ingresos por prestación de servicios crecieron a ritmo de doble dígito en ambos casos.

El primero de ellos mejoró un 13,8% interanual gracias al dinamismo del negocio y la buena gestión de precios. Los ingresos por prestación de servicios crecieron un 27,7% interanual impulsados por los servicios de valor añadido para el cliente.

Los ingresos por recursos fuera de balance aumentaron un 50,2%, y los procedentes de cobros y pagos un 41,7%, mientras que los correspondientes a servicios bancarios descendieron un 9,8%. Todo ello se traduce en un crecimiento del 17,4% del margen básico, que alcanzó los 208,7 millones de euros y constituye el núcleo de la cuenta de resultados. El margen bruto registró un incremento interanual del 26,7%.

La base de costes se mantiene estable si se descuentan las inversiones realizadas en los procesos de integración. En todo caso, las integraciones aportan mayor volumen de ingresos que de gastos y la ratio de eficiencia se situó en el 48%.

La entidad ha aprovechado los resultados del primer trimestre para reforzar las provisiones de crédito, anticipando el deterioro del entorno económico. El beneficio neto mejora un 0,5%. excluyendo las provisiones extraordinarias derivadas de COVID-19.


Nueva reducción de la morosidad

La entidad sigue poniendo énfasis en la mejora de la calidad de su cartera. Tras una reducción del 1,6% interanual en el total de saldos dudosos, la morosidad registró un nuevo descenso y ha quedado situada en el 2,7%, ampliamente por debajo de la media del sector.


ABANCA afianza su posición como primera entidad española por cobertura de activos improductivos, con una tasa de cobertura total del 61,1%. La tasa de cobertura de la morosidad está situada en el 61,6%, mientras que la cobertura de adjudicados es del 60,5%.


Su sólido perfil financiero acredita a ABANCA como una de las entidades más saneadas del sector financiero español. Tanto en ratio NPA, con un 4,7%, como en ratio Texas, con un 30,9%, ABANCA se sitúa entre las mejores entidades españolas.


Continuidad en el crecimiento del negocio

Tras el cierre del primer trimestre del año, ABANCA gestiona un volumen de negocio de 85.537 millones de euros, un 20,6% superior al de marzo de 2019. La entidad ha logrado este crecimiento con un comportamiento equilibrado del crédito normal a clientes, que aumentó un 25,3% hasta los 37.166 millones de euros, y de la captación de recursos, que se elevó un 18,4% hasta los 47.621 millones de euros.


La integración de los negocios adquiridos ha resultado clave en estas cifras, aunque descontando su efecto la entidad registra asimismo significativos ritmos de crecimiento, del 8,4% en el crédito normal a clientes y del 3,8% en la captación de recursos. La cartera de crédito está cada vez más diversificada, mientras que en los recursos de clientes ganan peso los depósitos a la vista.


Por su parte, las primas de seguros generales y de vida-riesgo crecieron un 9,8%. Destaca el comportamiento de la nueva producción de seguros de pagos protegidos, con un crecimiento del 23%, los seguros de decesos, que aumentaron un 13%, los seguros vida-riesgo, que lo hicieron en un 10%, y los seguros de autos, con un 7%.


Plan de acción frente al COVID-19

ABANCA está aplicando un amplio plan de acción para afrontar las consecuencias de la emergencia sanitaria del COVID-19. El plan, que está centrado en la protección y las necesidades financieras y de operatividad de las personas, cuenta con iniciativas específicas para tres colectivos diferenciados: los empleados que componen el equipo del banco, los clientes, tanto empresas como particulares, y el conjunto de la sociedad.


Las acciones dirigidas a los empleados tienen por objetivo ofrecerles un entorno de trabajo seguro, proporcionarles la infraestructura necesaria para el teletrabajo, y hacerles llegar apoyo personal y financiero. El banco ha realizado un importante esfuerzo material para activar las medidas de protección necesarias en sus espacios de trabajo y de atención al público. Más de 4.000 empleados de banco, y 800 de diferentes proveedores, desarrollan diariamente su labor en la modalidad de teletrabajo.


Las actuaciones dirigidas a los clientes están enfocadas a garantizar su protección en sus visitas a las oficinas, a satisfacer sus necesidades financieras y a ofrecerles distintos canales a distancia para la realización de sus operaciones. La entidad ha reforzado la funcionalidad de sus canales de banca a distancia para la realización de la mayoría de sus operaciones de manera no presencial y ha incrementado sus recursos de atención al cliente.


Entre las medidas dirigidas a los particulares destacan el lanzamiento de productos de financiación para personas en situación de ERTE/ERE, la moratoria financiera para operaciones hipotecarias y personales, la validación automática de condiciones de productos y servicios para clientes que las venían cumpliendo, la condonación de tres mensualidades de alquiler a familias residentes en inmuebles del Fondo Social de Vivienda, y el anticipo de pensiones y prestaciones por desempleo.


De cara a las empresas y autónomos, el banco ha lanzado, entre otras actuaciones, el Plan Anticipar, dotado de 7.900 millones de euros en financiación para el tejido productivo. Además, está desarrollando una elevada actividad en la formalización de operaciones de financiación en colaboración con el ICO y otros organismos y entidades (IGAPE, SGRs, etc.) y está activando prórrogas, renovaciones automáticas y ampliación de límites en operaciones de financiación vigentes. Concretamente con los créditos avalados por el ICO ha gestionado 9.469 operaciones de pymes y autónomos por un importe de 893 millones y 364 operaciones de Corporativa por un total de 547 millones de euros.


El tercer bloque del plan integral de respuesta de ABANCA frente al COVID-19 está dedicado a las acciones de tipo social para contribuir al esfuerzo del conjunto de la sociedad. El banco ha donado 514 equipos (de los cuales 150 son ucis para los hospitales gallegos) y 72.000 unidades de material de protección en colaboración con Afundación. En colaboración con el sector asegurador ha participado en la creación de un seguro colectivo para profesionales sanitarios. Además ha impulsado otras muchas acciones en los ámbitos de la concienciación, la educación, la cultura y el deporte.


Descarga los contenidos anexos


O Resumo Edición Nº 412 - 8 de Mayo de 2020

Fuente: comunicacion.abanca.com 5.5.2020

Tel.: +(598) 2915 33 46

Misiones 1475 of. 104, 11000, Montevideo, Uruguay

  • Blanca Facebook Icono