David Regades: «La plataforma de Salvaterra-As Neves será un 'hub' de empresas de la pesca»

El delegado del Estado en la Zona Franca de Vigo impulsa la creación de nuevos polígonos industriales próximos a Portugal

Además de las grandes empresas, como el fabricante de coches Stellantis o el astillero Armón, David Regades (Vigo, 1973) tiene muy presente en su día a día a otras firmas emergentes que han apoyado en los últimos años, tecnológicas, punteras y generadoras de empleo. Cita los casos de Alén Space, que desarrolla nanosatélites, o Beta Implants, que fabrica prótesis para mascotas. El delegado del Consorcio de la Zona Franca de Vigo gestiona desde su despacho ocho millones de metros cuadrados de suelo industrial sobre los que se asientan 665 empresas que han generado 22.700 empleos. Considera que Galicia es un territorio sembrado de oportunidades laborales. Y ya negocia la llegada de nuevos grupos, pero de momento no desvela sus nombres.


—Además de las ampliaciones del polígono de Balaídos y del Parque Tecnológico de Valladares, ¿tiene sobre la mesa la creación de más suelo?

—De los terrenos que son titularidad exclusiva de la Zona Franca, el suelo industrial en estos momentos está ocupado al 100 %. Nos planteamos ampliaciones de los polígonos de Vigo: 250.000 metros cuadrados más en Balaídos, como refleja el Plan Xeral, y otros tantos en Valladares, donde queremos hacer un parque de medianas empresas. Impulsamos la ampliación del polígono da Pasaxe, en Gondomar y A Garrida, y estudiamos un crecimiento en O Porriño y en Tui, de los polígonos de Areas y Ribadelouro. Son actuaciones en fase de desarrollo. También se está estudiando, en la zona de A Cañiza, activar un millar de metros cuadrados como suelo industrial.


—La plataforma logística de Salvaterra-As Neves avanza con las primeras empresas tras dos décadas parada. Como promotores con el Puerto de Vigo y la Xunta, ¿están satisfechos con su participación?

—Estamos contentos. Fuimos capaces de desatascar este proyecto. La Plisan es un trébol de cuatro hojas de un millón de metros cuadrados. Hemos activado la hoja de Salvaterra y ya estamos en el 70 %. Estudiamos poner en marcha más suelo industrial ante la demanda.


—¿Tienen constancia de más empresas que estén interesadas en instalarse? De momento están Albo, Frinsa, Beta Implants, Gainser y Lonza.

—Sigue habiendo mucha demanda de empresas vinculadas a la pesca y a la elaboración de productos derivados y congelados que se quieren instalar allí. Salvaterra se va a convertir en un hub de los productos elaborados de la pesca. Un grupo potente del sector estudia en estos momentos desembarcar con un frigorífico en una parcela de 10.000 metros cuadrados, y otras seis empresas están preguntando por la dotación, precios e instalaciones.


—Portugal urge la conexión ferroviaria de Oporto con Vigo y habla de retrasos en el lado español. ¿No les preocupa?

—Las conexiones ferroviarias son una prioridad. Defiendo que Portugal tiene que ser un aliado, no un competidor. Hay dos retos: la infraestructura ferroviaria y la terrestre. La salida sur de Vigo tiene que ser potente con ese túnel debajo de Puxeiros.


—¿Se ha quedado un poco dormido en los últimos años el tejido industrial en términos de innovación, digitalización y formación?

—En el área de Vigo, tenemos un potencial altísimo de emprendimiento. En el Startup Congress que celebramos hace pocas semanas fuimos capaces de aglutinar a más de 550 empresas innovadoras y vinculadas al sector industrial, de la automoción y del naval. Se habla de Silicon Valley, pero creo que hay pocos modelos de emprendimiento tan desarrollados como el de Vigo. La vida de las compañías de nuestra aceleradora es del 70 %. Muchos proyectos que nacen como una startup siguen funcionando al cabo de siete años, son sólidos.


«Tenemos que garantizar las ayudas europeas a Stellantis Vigo, sea con PERTE o sin él»

Regades se apoya en Abel Caballero para lograr que la fábrica de Stellantis en Vigo logre ayudas europeas aunque finalmente se quede al margen del PERTE de la automoción. El delegado de la Zona Franca, que compagina su cargo con el de secretario general del PSOE en la provincia de Pontevedra, asegura que su horizonte político «a corto y largo plazo» está en el consorcio. A la pregunta de si se ve como futuro candidato a la alcaldía de Vigo, se limita a señalar que su compromiso es seguir donde está y hacer frente a la transformación del automóvil e impulsar la colaboración público-privada. Tiene claro que Vigo puede asumir el liderazgo de la transformación del automóvil hacia un vehículo enchufable.


—¿Cómo van los avances en el proyecto de la fábrica de microchips fotónicos? ¿Qué pellizco confían en sacar de los 11.000 millones de euros anunciados por el Gobierno para el PERTE de los semiconductores?

—El proyecto de semiconductores tiene dos fases. La primera, hacer con la Universidad de Vigo un laboratorio cuántico vinculado a los semiconductores, que ya se ha conseguido. La alianza con la Universidad reactivará un edificio en la calle López Mora y ya cuenta con ayudas por encima de los siete millones de euros de fondos europeos. La segunda fase es la fábrica de baterías, que debe realizarse en coordinación con socios industriales que recibirán el apoyo de la Zona Franca.


—¿Hay ya posibles socios privados interesados?

—Los hay. Sobre la base de las conversaciones que hemos mantenido en el Ministerio de Industria, todo parece favorable para recibir el máximo de la inversión. Los contactos que estamos manteniendo, capitaneados desde la Universidad de Vigo, son con socios europeos, alguno de ellos con sede en Alemania, además de empresas de ámbito local. Pero el efecto tractor del proyecto lo desarrollará la Universidad a través de su conocimiento. Su presentación de chips fotónicos la hace atractiva para entidades privadas.


—Parece que Stellantis Vigo se va a quedar fuera de las ayudas europeas al exigir el Ministerio de Industria que adelante sus inversiones antes del 2026. ¿Lo entiende?

—El alcalde (por Abel Caballero) y yo tenemos claro que hay que conseguir el apoyo del Gobierno de España para la plataforma electrificada. Si los plazos del PERTE no encajan con el proyecto de Stellantis Vigo, habrá que manejar otros mecanismos. Tendremos que ser lo suficientemente creativos para garantizar la plataforma del vehículo eléctrico, sea con PERTE o sin él.




O Resumo Edición Nº 504 - 20 de Mayo de 2022

Fuente: lavozdegalicia.es 19.05.2022

9 visualizaciones