Digital y saludable: empresas cambian el menú de beneficios para colaboradores

GOintegro, Cuponstar, Be Inspiring Tools y Club El País operan en un mercado que mutó por la pandemia; los cursos, compras online y experiencias personalizadas cobran más relevancia.


Cursos a distancia, delivery de comida, materiales didácticos para niños, actividades relacionadas a bienestar como clases de yoga o meditación. La pandemia del COVID-19 sacudió la interna de las empresas y eso llegó hasta los tradicionales beneficios que ofrecen a sus colaboradores.


Con un primer efecto de retracción, la reactivación llegó de la mano de una «nueva realidad» que modificó propuestas e impactó en las empresas que ofrecen ese tipo de servicios corporativos.


«El primer trimestre de la pandemia fue complejo, perdimos algunos clientes y otros los acompañamos sin costo. Pero meses después se volvió a recuperar la actividad», aseguró Martín Stipelman, VP de ventas y country manager para Argentina y Uruguay de la plataforma argentina GOintegro. La empresa tenía 30 clientes y, si bien hubo una «reacción más cautelosa», en agosto volvió a crecer.


Similar situación vivió Cuponstar, la plataforma argentina de fidelización para clientes y empleados de grandes compañías fundada por Agustín Perelman y Brian Klahr.


«A corto plazo nos agarró sin esperar que esto iba a pasar y fue complejo, porque había mucha incertidumbre. Con el teletrabajo, el tema de beneficios en oficinas no tenía sentido y a eso se sumó que a muchas les impactó en lo económico. Entonces, implementamos la política de acompañar en este proceso y por algunos meses no les cobrábamos a los clientes», dijo Perelman. La plataforma llegó a Uruguay en junio de 2020 y, tras unos primeros pasos complicados, concretó 35 clientes.


También incierto fue el inicio de otra marca argentina, Be Inspiring Tools, agencia que ofrece servicios de beneficios flexibles que desembarcó en Uruguay a mediados de 2020. «Algunas empresas nos decían que hacer regalos en momentos que mandaban a seguro de paro no estaba bien. Por eso, las que estuvieron cotizando, esperaron a que pasara la situación. Tuvimos nuestros primeros clientes a fin de año», recordó Victoria Mignone, responsable de desarrollo de negocios en Uruguay.


Teletrabajo. Los cursos a distancia tomaron mucha relevancia entre los beneficios. (Foto: Flickr)

También fue cuesta arriba para la propuesta para empresas de Club El País, que en 2020 salió al mercado corporativo con su propuesta de suscripción digital a El País y beneficios de descuentos en comercios. Juan Vaz, gerente de Audiencias de El País, explicó que la pandemia «complicó la venta, porque las empresas no tenían claro cómo se organizarían».


A medida que avanzó el año, los negocios comenzaron a llegar. El primero fue en agosto y en la actualidad cuenta con cinco empresas, con un total de 2.400 colaboradores.


Cambio de perfil

Ante este nuevo escenario, GOintegro reformuló su oferta de valor y lanzó su producto Well-being Experience, una propuesta «amplia, flexible y digital», para ofrecer una «experiencia integral de bienestar sobre cinco pilares: bienestar físico, social, profesional, emocional y financiero».


«El enfoque es más integral, ponemos el bienestar del colaborador en el centro», aseguró Stipelman. En Uruguay, donde la propuesta concentra beneficios de 300 marcas, el cambio se notó en la forma de acceder a los beneficios, que antes era presencial y ahora es delivery u online.


«Antes, al 80% de los beneficios que ofrecía la plataforma se accedía en forma física, hoy arriba del 70% se consume en forma online. Este último año se sumaron 60 marcas con beneficios online, creció un 400% las que priorizaron esa modalidad versus el telefónico o físico», dijo Stipelman.


También cambió algo el portafolio de beneficios. Crecieron los de bienestar y capacitación, como cursos, delivery de comida saludable, clases de gimnasia virtual, mindfulness, liderazgo, entre otros», reveló Stipelman. Además, GOintegro decidió sumar la oferta de emprendedores a su propuesta de beneficios como una forma de «colaborar con sus negocios».


Clase de yoga online. Creció considerablemente entre los teletrabajadores. (Foto: Shutterstock)

El cambio se notó en el «consumo». Hoy lo más usado en la plataforma a nivel local son cursos y capacitaciones que van desde programación, cocina, idiomas, hasta maestrías. También crecieron los rubros óptica, farmacia, odontología, psicología, yoga, gimnasios y esparcimiento, y elementos de limpieza para el hogar, como mopas y aspiradoras robot que contribuyan al bienestar en el hogar.


«La gente estuvo privada de salir, había estrés y buscaron realización personal con el estudio, que gratifica, incentiva el pensamiento y además potencia la reconversión laboral», señaló Stipelman. A nivel de negocios, GOintegro volvió a crecer a tasas previas a la pandemia, un 18%.


El costo de sumar las propuestas de GOintegro depende de la cantidad de colaboradores y de los módulos que se contraten. Parte en US$ 500 por mes (contratos a un año con un solo módulo) y sube a US$ 750 con el paquete completo para unas 300 personas.


El «menú» de Cuponstar también se modificó. «Migramos de la mano de la digitalización y reforzamos la línea wellness» con actividades de vida saludable como clases de yoga» donde, según Perelman, llegaron a registrarse 500 personas en los cursos, «algo que antes era impensable».


Hoy el 50% de los beneficios son compras online, antes era menos de un 10%, dijo. En Uruguay la empresa ofrece 550 beneficios y su «top 10» durante este primer año fueron Rappi, Mc Donald’s, Stadium, Arredo, BAS, SiSi, Jean Vernier, Samsung, Mr Jeff y Cabify.


Entre sus clientes, cuenta con empresas de 40-50 personas a más de 15.000. Entre otras, destacan Axion, Pepsico, CCU, Farmashop y uno de los más nuevos es el Club Atlético Peñarol.


Sumarse a Cuponstar supone abonar un fee mensual que parte de los US$ 100 para empresas con mínimo 40 personas y llega a US$ 3.500 por más de 15.000. El contrato es anual.


A entender del cofundador de Cuponstar, la transformación digital también impactó en la propia compañía, los «ayudó a construir un mejor producto y cambió la manera de trabajar». «Ya no es necesario el cara a cara para sumar clientes y se hace más ágil y eficiente el crecimiento propio. Con el diario del lunes, la pandemia me hizo bien, crecimos, lanzamos la expansión internacional, primero con Uruguay, y este año sumamos a Chile y México, alcanzando las 420 empresas clientes. Pasamos de ser 25 a 40 personas en el equipo y la facturación creció», reconoció.


En el caso de Be Inspiring Tools, la pandemia afectó la visión de las empresas de lo que querían como beneficio. «Como no iban a gastar en festejos de fiesta de fin de año, querían algo personalizado para los trabajadores por todo el esfuerzo que habían hecho esos meses», recordó Mignone.


«Nos dimos cuenta de que había una oportunidad para agregar valor y que los beneficios no se vieran como una obligación de la empresa. Entonces, armamos cinco tipos de canastas, tres de ellas libres de gluten, una vegana y nos sorprendió el éxito. Los celíacos nos decían que por primera vez tenían algo que podían consumir», ejemplificó.


Esa revelación dio pie a más. Por ejemplo, se ofrecieron productos de plástica para niños para ayudar a los padres a llevar el teletrabajo y al retorno a la escuela, crearon una canasta de útiles donde el trabajador elegía hasta el lápiz o incluso podía cambiarla por un regalo para su hijo porque no se sabía si se volvía a la presencialidad. Todo se envió al hogar.


«Además, decidimos apelar a proveedores locales para los beneficios, porque entendimos que teníamos un compromiso con la industria local», destacó Mignone.

Tras casi un año de actividad, la firma argentina cuenta con tres empresas clientes de perfil «multinacional» y dos más están por cerrar un nuevo acuerdo, dijo la ejecutiva.


Así, personalizados y digitales, los beneficios también mutan por la pandemia y se adaptan a la nueva realidad.




O Resumo Edición Nº 474 - 27 de Agosto de 2021

Fuente: elpais.com.uy 27.08.2021

6 vistas