El primer AVE a Galicia termina su viaje en Ourense

El tren salió de la estación de Chamartín a las 9.42, tres minutos antes de lo previsto, y llegó a Ourense a las 12.16 tras hacer parada en A Gudiña a las 11.35. Formado por 11 coches, preside este viaje inaugural Felipe VI, junto a Pedro Sánchez. El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, iba a subirse en Zamora, pero acaba de convocar elecciones autonómicas anticipadas y cancela su asistencia


El primer AVE a Galicia ya ha finalizado su viaje. Llegó a Ourense a las 12.16 horas, tras hacer su primera parada en la comunidad en la estación de A Gudiña, a las 11.35 horas, y salir de Madrid a las 9.42 de esta mañana, tres minutos antes de lo previsto. Formado por 11 coches, una hora antes ya estaba preparado para su salida en la vía 20 de la estación de Chamartín. La llegada a Zamora, donde realizó su primera parada, se produjo una hora y diez minutos después.


Este primer viaje histórico estuvo presidido por el rey Felipe VI, junto con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que antes de subirse al vagón recibió una carta de un miembro de la Plataforma Víctimas del Alvia. En el mismo vagón viajó también la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, que a finales de la semana pasada se vio forzada a reajustar su agenda para estrenar la llegada de la alta velocidad a Galicia, y la ministra de Transportes, Raquel Sánchez. En A Gudiña se subió al tren el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo. Un gaiteiro interpretó la Marcha do Antigo Reino de Galicia y varios vecinos vitorearon al rey Felipe VI. La llegada a esta estación, la primera del recorrido en la comunidad, se anunció por megafonía en gallego. No así la salida de Chamartín, tras un error en el mensaje de arranque.

Junto al presidente gallego, se subieron en A Gudiña la conselleira de Infraestructuras Ethel Vázquez, el presidente de la Diputación de Ourense, Manuel Baltar, varios diputados gallegos, como los populares Celso Delgado y Ana Belén Vázquez. Felipe VI se apeó del tren, junto a Pedro Sánchez, para descubrir una placa y volvió a subirse de nuevo al primer vagón para reanudar la marcha a las 11.45 en dirección a Ourense. En el tren no estuvo el presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, que tenía previsto subirse en la estación de Zamora, pero canceló su participación tras convocar elecciones autonómicas. El AVE llegó a la estación zamorana a las 10.52, donde se subieron fotógrafos y periodistas locales.


El tren fue recibido en Ourense por una banda de gaiteiros. Se proyectará en la estación un vídeo promocional de tres minutos e intevendrán, en este orden, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, Alberto Núñez Feijoo y Pedro Sánchez. La ministra compartió viaje con sus dos predecesores gallegos desde que arrancó el proyecto: el socialista José Blanco, retirado desde hace tiempo de la primera línea política, y la popular Ana Pastor, todavía en activo como vicepresidenta segunda del Congreso. Antes de salir de Madrid, José Blanco se ha mostrado emocionado y ha declarado sentirse «profundamente orgulloso como gallego» de este hito que no se ha querido perder, aunque reconocía que ha tenido que «hacer piruetas para poder subirse a este tren». Afirmó además que «no hay que ponerse medallas, esto es un éxito de todos».


Así ha sido la construcción del AVE a Galicia


La gallega Isabel Pardo de Vera, secretaria de Estado de Transportes, también completó el viaje junto a otros altos cargos del ministerio. La ingeniera gallega, que viene trabajando en este proyecto con gobiernos de distinto signo, compartió vuelo de Santiago a Madrid el domingo por la tarde con Gonzalo Caballero, exsecretario xeral del PSdeG que fue invitado al viaje inaugural en calidad de portavoz del grupo socialista en el Parlamento autonómico.


Una deuda histórica

Ya en Ourense, el presidente de la Xunta destacó que Galicia será «uno de los lugares con mayor afluencia» de pasajeros de AVE. Alberto Núñez Feijoo valoró las potencialidades de la llegada de alta velocidad a la comunidad, tanto a nivel económocimo como turístico. «Ourense se convierte en el gran centro nodal del turismo en Galicia», valoró Feijoo, elevando al tren como competencia directa del avión. «Hoy es también un gran día para España», dijo tras agradecer la presencia del presidente del Gobierno y el rey Felipe VI. «Galicia vive hoy un momento histórico», valoró el presidente de la Xunta.


La ministra de Transportes destacó que la inauguración del AVE a Galicia permite saldar «una deuda histórica» con esta región, al mismo tiempo que hace posible «acabar con una vieja injusticia». En un acto institucional celebrado en la estación de Ourense tras el primer viaje efectuado por un tren de alta velocidad desde Madrid a Galicia, la ministra ha detallado que la apertura de esta infraestructura conecta de manera «ultrarrápida» a casi el 30% del PIB español y a más del 25% de su población, generando «riqueza y múltiples oportunidades de desarrollo personal».


«Vertebrar el país y ganar en cohesión hace que nuestra democracia progrese porque consolida uno de sus pilares fundamentales, que es la igualdad de todos los ciudadanos. Una igualdad que es esencial para enfrentar nuestros retos territoriales, demográficos y socioeconómicos», ha señalado.


La ministra también ha anunciado que, para el próximo año, ya se han presupuestado actuaciones en Galicia en el ámbito del ferrocarril por un importe de 420 millones de euros. «De ahí la importancia que desde el Gobierno damos al ferrocarril, cuya modernización en Galicia no se detiene con la llegada del AVE. La Galicia aislada y brumosa que describía Valle-Inclán es hoy historia», ha indicado.


Viaje de dos horas y cuarto

Este primer servicio inaugura el tramo entre Pedralba de la Pradería (Zamora) y Ourense, que consta de 119,4 kilómetros de longitud y ha supuesto una inversión aproximada de 2.965 millones de euros, dando continuidad al tramo puesto en servicio hace poco más de un año entre Zamora y Pedralba de la Pradería. El tiempo de viaje entre Madrid y Ourense será así de dos horas y 15 minutos, a Vigo de 4 horas y 16 minutos, a Pontevedra de 4 horas, a Santiago de 3 horas y 20 minutos, a A Coruña de 3 horas y 51 minutos y a Lugo de 4 horas y 46 minutos.


Todos estos tiempos se verán reducidos en 20 minutos con la futura llegada de los trenes de la serie 106 de Talgo, los conocidos como Avril, que permitirán además llegar hasta Ourense y seguir al resto de ciudades gallegas sin necesidad de cambiar de tren. Previsiblemente, Renfe será por el momento la única compañía que operará la línea, ya que Ouigo e Ilsa, sus competidores, todavía no tienen trenes que permitan ese ancho variable, por lo que solo podrían llegar hasta Ourense, algo que les haría menos competitivos. No obstante, Adif ha confirmado que ya ha recibido el interés de distintas empresas por operar la línea.


El primer tren con pasajeros partirá de Ourense el martes a las 06.30 horas, con llegada a Madrid a las 08.45 horas, saliendo de nuevo de la capital a las 10.00 horas y llegando a Galicia a las 12.15. Por la tarde, otro AVE saldrá a las 16.25 de Ourense y de Madrid a las 20.35 horas.




O Resumo Edición Nº 490 - 24 de Diciembre de 2021

Fuente: lavozdegalicia.es 20.12.2021

5 visualizaciones