top of page

El pulpo gallego vuelve a escasear

Las descargas desde final de julio caen un 60 % respecto al año pasado

Subasta de pulpo a principios de mes en la lonja de Ribeira, referente del octópodo fresco en Galicia MARCOS CREO

Nacieron el año pasado la mayoría de pulpos que se capturan ahora en Galicia. Su pico reproductivo coincide con la primavera. La Consellería do Mar y los pescadores le concedieron 45 días para criar, poco más de seis semanas, como el año pasado. La flota volvió a largar las nasas el 3 de julio, con precios récord en las lonjas. A medias de 9,76 euros el kilo, sin tasas ni impuestos, se cotizaron los 185.000 kilos vendidos durante las tres primeras semanas de la campaña. Las capturas empezaron a flaquear a finales de julio. Del 25 de ese mes a este 16 de agosto solo se descargaron 49.500 kilos, casi la cuarta parte que durante las tres semanas anteriores.


Los desembarcos cayeron un 60 % respecto a ese mismo período del año pasado y un 45 % respecto al del 2021. Con todo, multiplican por casi cinco los del 2020, la peor campaña del sigloen Galicia, y superan en un 32 % los del 2015. Desde final de julio hasta ahora también bajó el precio medio por kilo a 9,47 euros.


Quizás por lo que le explicaba a Marcos Gago, redactor de La Voz en Pontevedra, José Manuel Rosas, patrón mayor de Bueu y presidente de la Federación de Confrarías de Pontevedra: «Fallou de repente, e o que hai non ten talle para vender». En Galicia, los naseiros deben devolver al mar las piezas que no pesen al menos un kilo. Y cuanto más pequeño, más barato, porque los ejemplares más cotizados oscilan entre los dos y tres kilos. «Pulpo ya no hay como antes», le decía Gustavo Chacartegui, patrón mayor de Ferrol, a Antía Urgorri, redactora de La Voz en Ferrol.


«Nunca houbo tan pouco»


«Nunca houbo tan pouco polbo», sentenciaba Agustín Cadillo, gerente de Pescados Bomar, en declaraciones a Ana Gerpe, redactora de La Voz en Ribeira, donde se asienta el principal mercado gallego del octópodo.


Del 3 de julio hasta este miércoles se han subastado en las lonjas gallegas 234.000 kilos de Octopus vulgaris, según los datos oficiales de la plataforma PescadeGalicia. Durante esos mismos días, el año pasado sumaron 302.000, en el 2021 rozaron los 299.000, en el 2020 se quedaron en 43.000, en el 2019 fueron 331.000 y 303.000 en el 2018.


Las cifras de PescadeGalicia también confirman que durante las tres últimas semanas vuelve a escasear. Por ejemplo, del 25 de julio al 16 de agosto, en la lonja de Ribeira se han vendido 11.200 kilos, un tercio de los 33.500 del año pasado en esas fechas. Y en Bueu, 2.300, menos de un tercio de los 7.100 del 2022. La caída es similar en Cambados: 1.000 kilos ahora frente a los 3.400 del año anterior. Los 7.100 kilos subastados en Vigo son menos de la mitad que los 18.100 del 2002. Captando más ventas, A Coruñapasó de 7.400 kilos en esas tres semanas del año pasado a los casi 9.000 en ese período del actual.


«Cedo para facer balance»


«Aínda é cedo para facer un balance sobre a campaña pois hai pouco máis dun mes que comezou», señalan desde la Consellería do Mar. Con datos provisionales «e dun período moi curto», en el departamento que preside Alfonso Villares optan por «ver a evolución do resto da campaña para facer unha valoración máis detallada e exhaustiva».


¿Por qué vuelve a escasear el pulpo en Galicia? Desde Mar se remiten a las investigaciones de los últimos años. Además de la pesca, «factores medioambientais e climatolóxicos poden provocar descensos puntuais das capturas». Coincidiendo con parte de los naseiros, mayoristas que operan en Ribeira reclamaban vedas más largas (hubo años en los que duraron nueve semanas). Además, cuestionaban que la de este año discurriese del 19 de mayo al 3 de julio porque dicen que el pulpo ahora está desovando.




O Resumo Semanal - Edición Nº 563 - 24 de Agosto

Fuente: lavozdegalicia.es 18.8.2023

6 visualizaciones

留言


bottom of page