En España se crearon 383.300 empleos entre abril y junio, todos indefinidos

Galicia supera los 1,1 millones de ocupados, según la EPA.

Pese a los augurios de un otoño negro para la economía, el mercado laboral no pisa el freno. Entre abril y junio, aprovechando el arranque de una campaña turística que apunta a récord tras la pandemia, en España encontraron empleo 383.300 personas. La cifra es inferior al volumen de puestos de trabajo creados en el mismo período del año pasado (464.900), claro que entonces la economía todavía estaba empezando a restañar las heridas de la crisis sanitaria y muchos trabajadores todavía salían de los ERTE. Ahora, sin embargo, la cifra total de ocupados se eleva hasta 20,47 millones, la mayor desde finales del 2008, al inicio de la gran crisis financiera y a solo 300.000 del récord histórico de empleo del verano del 2007.


Con todo, más allá del volumen de nuevos ocupados, el gran cambio que dibuja la encuesta de población activa (EPA) del segundo trimestre del año publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE) apunta a la calidad del empleo, ya que todos los nuevos puestos que se crean son indefinidos. Así, si el número de asalariados aumenta el trimestre en 375.400, al bajar al detalle se aprecia que los que tienen contrato indefinido se incrementan en 616.700, mientras que los trabajadores por cuenta ajena con contrato temporal se reducen en 241.300.


En cuanto a la duración de la jornada, 374.300 de los nuevos trabajadores tienen contrato a tiempo completo, y solo crecen en 9.000 los que prestan servicio a tiempo parcial.


Sube el empleo y, en consecuencia, baja el paro. Lo hace en 255.300 personas en tres meses, el mayor ritmo descenso para un segundo trimestre desde el 2018, y deja el número total de desempleados por debajo de tres millones (y la tasa por debajo del 12,5 %, en concreto dos centésimas por debajo) por primera vez desde el 2008. En concreto, la EPA sitúa la cifra total de parados en junio en 2.919.400. En el último año el paro ha caído en 624.400 personas (un descenso del 17,67 %) y se han creado más de 796.400 de empleos (4,05 %).


En Galicia se crean 13.800 empleos

La EPA ofrece también la radiografía del mercado laboral gallego, que creó 13.800 nuevos puestos de trabajo entre abril y junio. La cifra es también inferior a la de la pasada primavera (cuando la ocupación aumentó en 16.900 personas), pero deja el total de trabajadores en la comunidad de nuevo por encima de los 1,1 millones. En concreto, en 1.105.200, todavía 110.000 empleos por debajo del récord histórico del verano del 2008.


En Galicia, todo el empleo neto que se creó en el segundo trimestre del año fue femenino. Así, la cifra de ocupadas creció en 14.700 personas, mientras que la de hombres trabajadores cayó en 900. Y es que el grueso del nuevo empleo que se crea, como es habitual en verano, se crea en el sector servicios, más feminizado, con 13.600 nuevos puestos, frente a los 2.500 ocupados más en el primario (agricultura y pesca) y los descensos en la industria (que destruye 500 empleos) y la construcción (que da de baja a 1.800 empleados).


De hecho, en el último año solo el sector servicios ha creado empleo en Galicia, con 35.100 nuevos ocupados, frente a los números rojos en el resto de sectores. Así, la industria, considerado el de más valor añadido, destruyó 400 puestos en 12 meses. La agricultura y la pesca, 1.800. Y la construcción, pese al bum del mercado inmobiliario, recortó 4.400 empleos solo en la comunidad. En el conjunto de España, sin embargo, todos los sectores mejoran su ocupación, salvo el sector primario.


En cuanto al número de parados, se reduce en 1.600 personas, un descenso del 1,1 % (frente al 8 % de media en España), lo que deja el total de desempleados en 139.400 y la tasa de paro en el 11,2 %, más de un punto por debajo de la española. Al igual que en la ocupación, toda la caída del paro se produce entre las mujeres (4.700 desempleadas menos), mientras que aumenta entre los hombres (3.000 más).


Este empeoramiento del paro masculino provoca que, pese a la mejoría económica y del mercado laboral, aumenten en Galicia los hogares que tienen desempleados a todos sus miembros en edad y disposición de trabajar. Crecen en 1.800 en tres meses y se sitúan en 52.500.


Todos los nuevos trabajadores se incorporan al sector privado

Otro de los mitos que derriba la EPA del segundo trimestre es que la mejoría del mercado laboral está dopada por una contratación masiva del sector público. Al contrario, este redujo su plantilla en 14.300 personas entre abril y junio, mientras que las empresas aumentaron en 397.600 su cifra de asalariados.


De hecho, las patronales CEOE y Cepyme destacaron que el sector privado es el «el motor de empleo» en España. Un dato que han aprovechado para reclamar «medidas que apoyen a las empresas en lugar de entorpecer su actividad, lo que se traduciría en una desaceleración en la creación de empleo».


Una desaceleración de la que ya advierten desde el propio Gobierno. Tras calificar de «extraordinarios» los datos del empleo en la pasada primavera que ofrece la EPA, la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, llamó a la prudencia al asegurar que desde el Ejecutivo están detectando desde mediados de julio «incertidumbres» en el mercado de trabajo. Una palabras que pocas horas después secundó su homólogo de Seguridad Social, José Luis Escrivá, que reconoció una «cierta ralentización» del ritmo de crecimiento del empleo en esta segunda quincena del mes.


Desde los sindicatos, por su parte, apuntan que el mercado laboral aún tiene muchos retos. El principal, la revalorización de los salarios para hacer frente a la escalada de la inflación.«Incrementar las rentas salariales es de vital importancia para sostener la capacidad adquisitiva», apuntó el secretario general de UGT, Pepe Álvarez. Mientras, desde CC.OO. llamaron también a limitar los beneficios empresariales.




O Resumo Edición Nº 514 - 29 de Julio de 2022

Fuente: lavozdegalicia.es 28.07.2022

4 visualizaciones