top of page

España defenderá ante la ONU que Galicia tiene 50.000 km2 más de suelo debajo del mar

Ya dispone de la aprobación provisional para la extensión de unos 20.000 kilómetros cuadrados

Imagen del 2005, durante la presentación en A Coruña a bordo del Hespérides de los trabajos realizados en el marco de la campaña «Breogham» para solicitar la ampliación de las aguas jurisdiccionales españolas EDUARDO

Fruto de las campañas hidrográficas desarrolladas a lo largo de más de un decenio por el Instituto Hidrográfico de la Marina, el Instituto Español de Oceanografía (IEO) y el Instituto Geológico y Minero de España (IGME), España mide ahora más. La ONU ha aprobado de forma provisional la extensión de la plataforma continental en aproximadamente 20.000 kilómetros por la parte de Galicia, pero es solo una parte de los 50.000 que persigue en la zona norte de la comunidad.


En realidad, España aspira a ganar 500.000 kilómetros cuadrados en las tres reclamaciones de ampliación de extensión que ha presentado ante la comisión de límites la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de la ONU, el organismo compuesto por 21 miembros que examina si las peticiones de anexión que se presentan cumplen los requisitos y tienen o no sustento científico.


Más Galicia bajo el mar


Los expertos españoles tratarán de demostrar «que el territorio sumergido» que reclaman «es una prolongación natural del emergido» gallego el próximo mes de febrero, para cuando han sido citados en la sede de la ONU en Nueva York, explica a Efe el capitán Luis Miguel Rioja, quien junto a Juan Luis Sánchez, ingeniero técnico de arsenales, y Eduardo Pol, cabo primero hidrógrafo, integra el equipo del Instituto Hidrográfico de la Marina implicado en este trabajo. Allí expondrán las razones por las que creen que hay 50.000 kilómetros cuadrados más de Galicia bajo el mar, en una superficie que, como quedó demostrado con las prospecciones del Gran Burato —un enorme cráter de 4 kilómetros de diámetro situado frente la costa gallega—, hay hidrocarburos y otros recursos minerales —al margen de las aguas y la pesca, que están excluidas en ese proceso—. De hecho, el capitán Rioja explica que la zona que se reclama es un talud a entre 3.000 y 5.000 metros de profundidad, en los que se sospecha que «podría haber gas», y también «yacimientos de manganeso o telurio u otros recursos». Según las previsiones, «dentro de uno o dos años lo podríamos tener aprobado», explicó el capitán a la agencia.


En estudio también está la tercera solicitud de España para ampliar la plataforma: ganar unos 296.000 kilómetros cuadrados al oeste de Canarias y cuya reclamación se formalizó en el 2014.


De prosperar, las tres solicitudes, equivaldrían casi a 500.000 kilómetros cuadrados, que es casi la misma extensión que España tiene emergida.


Pero eso va para largo. Lo que se estudiará en febrero es fruto de dos campañas específicas a bordo del buque Hespérides, en el 2005 y el 2008, y datos recogidos por Defensa en la Zona Económica Exclusiva en el 2001 y el 2009. «Se ha tardado ocho años en aglutinar todos los datos», explica el capitán.


Y no solo eso, la comisión de límites de la ONU tiene sobre la mesa más de sesenta solicitudes de distintos países.




O Resumo Semanal - Edición Nº 534 - 16 de Diciembre

Fuente: lavozdegalicia.es 13.12.2022

7 visualizaciones
bottom of page