Galicia recupera el millón de cotizantes tras crear más de 3.200 empleos en abril

La comunidad lidera la caída del paro, con casi diez mil demandantes menos


La remisión de la tercera ola de la pandemia y el avance del proceso de vacunación facilitaron la vuelta progresiva a la actividad y la consiguiente recuperación del mercado laboralen abril. El mes pasado se crearon en España cerca de 134.400 puestos de trabajo, lo que dejó la afiliación media a la Seguridad Social de nuevo por encima de los 19 millones (19.055.298, por ser exactos).


Aunque el crecimiento del empleo fue menos intenso en Galicia (con un repunte del 0,33 %, frente al 0,71 % de media en el país), la comunidad marcó otro hito al recuperar la barrera del millón de cotizantes. En concreto, registró un promedio de 1.001.994 tras sumar 3.260 nuevos trabajadores en alta.


Cifras positivas pero que hay que ver en contexto. No en vano, el incremento de la afiliación en el conjunto del país es el más bajo de un mes de abril desde el año 2014, justo cuando el país inició la recuperación tras la crisis anterior. Y es que uno de los motores del mercado laboral, la hostelería, que concentraba el grueso de las contrataciones al inicio de la temporada turística, sigue a medio gas. Aunque fue el sector que más tiró del empleo el mes pasado, con 43.500 nuevos afiliados, la cifra es menos de la mitad del repunte en el mismo mes del 2019, el año previo a la pandemia.


Claro que el mercado de trabajo tiene sus propios mecanismos de ajuste. Y frente al bajón de la hostelería se produce un fuerte arreón en el comercio, con cerca de 14.000 nuevos cotizantes, y la construcción, con 13.000.


En todo caso, hay que tener en cuenta que parte del repunte de la actividad no se traduce en nuevos empleos sino en la reactivación de miles de trabajadores que se encontraban en el limbo de los expedientes de regulación temporal de empleo. La cifra de asalariados incluidos en un ERTE se redujo en 36.621 el mes pasado, hasta cerrar abril con un total de 638.283 personas con el contrato suspendido o la jornada reducida. De estas, casi la mitad se concentran en solo dos sectores: bares y restaurantes y servicios de alojamiento.


En el caso de Galicia, la cifra de afectados por estos ajustes laborales cae ya por debajo de los 27.000, tras la reactivación de cerca de 7.800 trabajadores en un mes. Dos de cada tres empleados en ERTE en la comunidad tienen una suspensión total del contrato.


El paro cae con fuerza

La otra cara de la mejoría del mercado de trabajo se plasma en la reducción del paro registrado en las oficinas públicas de empleo, de las que se dieron de baja más de 39.000 personas el mes pasado. De esta forma, la cifra total de demandantes de empleo se situó en 3,91 millones, un 1 % menos que a finales de marzo.


Galicia lidera la reducción del paro, con una caída del 5,5 %, lo que se traduce en 9.941 desempleados menos, el mejor dato en un mes en los 25 años de la serie histórica. No solo eso, sino que en el acumulado del último año se han dado de baja del antiguo Inem más de 20.850 personas en la comunidad, un 10,9 %, cifra que contrasta con el incremento del 2 % en el conjunto del Estado. De hecho, Galicia tiene ya menos desempleados que antes de la pandemia. «Os datos acreditan que o noso mercado laboral está a funcionar», remarcó ayer el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijoo.

Ese diferencial positivo en la evolución del paro no existe cuando lo que se mide es la creación de empleo. De hecho, el repunte interanual de la afiliación, del 2,8 % (con 27.223 cotizantes más que un año antes), está cuatro décimas por debajo de la media nacional. Es más, los sindicatos entienden que el hecho de que solo se cree un puesto de trabajo por cada tres demandas de empleo que se dan de baja se debe a que hay miles de gallegos que «desistiron de atopar traballo no noso país ante a falta de expectativas», en palabras de la secretaria de Empleo de CC.OO. Maica Bouza.


La CEOE pide prolongar los ERTE hasta que se complete el proceso de vacunación

En la víspera de sentarse con Gobierno y sindicatos a negociar la nueva prórroga de los expedientes de regulación temporal de empleo a partir del 1 de junio, la patronal CEOE pidió ayer prolongar los ERTE hasta que se complete el proceso de vacunación.

Frente al mensaje optimista lanzado por el Gobierno, que por boca del número dos del Ministerio de Trabajo mostró su confianza en que la recuperación del empleo «continúe en los próximos meses, siempre que vaya acompañada de una evolución positiva de la crisis sanitaria», la patronal se abonó a la prudencia. Y destacó la importancia de mantener las medidas de apoyo y acompañamiento a trabajadores y empresas.


Cautela en la valoración de los datos pidió también Cepyme, la organización de las pequeñas y medianas empresas, que insistió en que, «ante la tardanza de las ayudas directas», hay que adaptar de manera inmediata los ERTE a la situación de vulnerabilidad de las pymes, «eliminando cláusulas y sanciones que provocarán el cierre de muchas empresas», en referencia a la obligación de mantener el empleo durante los seis meses siguientes a la reincorporación de los trabajadores.


En paralelo a la prórroga de los ERTE, el Gobierno empezó a negociar ayer con los agentes sociales la reforma del régimen de contratación, con la idea de dejar en tres (indefinido, temporal y de formación) las numerosas modalidades actuales. «El objetivo es que el sistema de contratación temporal asegure que las empresas usan esos contratos solo cuando hay causas que lo justifican», expusieron desde Trabajo.




O Resumo Edición Nº 458 - 7 de Mayo de 2021

Fuente: lavozdegalicia.es 5.05.2021

4 vistas