top of page

Galicia sube un peldaño y ya es la octava comunidad más competitiva de España

Mejora en todos los factores menos en infraestructuras básicas, y aún suspende en eficiencia empresarial


M.MORALEJO

El 2022 fue un buen año para Galicia. No solo recuperó el ritmo de generación de riqueza (PIB) que había perdido con la pandemia, también avanzó en un terreno clave para las próximas décadas: la competitividad


Según se desprende de un estudio publicado este miércoles por el Consejo General de Economistas de España (CGE), la comunidad gallega ha subido un peldaño, hasta la octava posición, desbancando a Cantabria en el ránking que elaboran sus expertos, quienes tienen en cuenta factores como el entorno económico, el mercado de trabajo, el capital humano, el entorno institucional, la eficiencia empresarial, la innovación y las infraestructuras básicas


Competitividad de Galicia




Galicia ha registrado el año pasado un crecimiento superior a la media en todas estas categorías, a excepción de la última mencionada, que viene siendo motivo de crítica constante por parte de las patronales, que demandan mejores conexiones que impulsen el dinamismo empresarial en el territorio. En el polo opuesto se encuentra Madrid, la mejor dotada. 


Por otro lado, y a pesar de mejorar a marchas forzadas, Galicia todavía suspende en eficiencia empresarial -definida como la capacidad óptima de producir productos y servicios en relación con los recursos y factores necesarios y disponibles-. Solo hay dos comunidades con un índice más bajo: Canarias e Islas Baleares. ¿Por qué? Según los economistas, uno de los factores que más pesan es el reducido tamaño de las compañías gallegas. Hay muy pocas que superen los 250 trabajadores (solo el 0,085%) en comparación con el tejido industrial del resto de España. También lastra la baja productividad por trabajador ocupado, por debajo de la media nacional (0,138%). De nuevo, Madrid, sede de muchas grandes empresas multinacionales españolas, lidera el ránking, siendo además la comunidad más competitiva del 2022.


No obstante, a pesar de esas deficiencias, Galicia es la gran sorpresa de este año en positivo, subiendo un puesto y afianzándose en el tercer grupo (el de competitividad media-baja).Solo tiene por delante a Madrid, el País Vasco, Navarra, Cataluña, Aragón, La Rioja y Castilla y León. La otra cara de la moneda es Asturias, que ha descendido al último furgón, el de las comunidades con competitividad «baja», integrado por la Comunidad Valenciana, Murcia, Castilla-La Mancha, Islas Baleares, Canarias, Andalucía y Extremadura, el farolillo rojo.


En su conjunto, las 17 comunidades autónomas cerraron un año positivo porque la competitividad estructural creció un 4,9%, uno de los aumentos más elevados de toda la serie. ¿A qué lo atribuyen los economistas? Al buen comportamiento del mercado de trabajo, la recuperación exprés del sector turístico y también por un mayor dinamismo en las variables tecnológicas.


En el caso de Galicia, lo más valorado por los expertos es su entorno institucional, su capital humano y el mercado de trabajo. Tres ejes en los que destaca de forma notable. 




O Resumo Semanal - Edición Nº 580 - 21 de Diciembre

Fuente: lavozdegalicia.es 20.12.2023

5 visualizaciones
bottom of page