top of page

Gobierno aceptó iniciativa privada para “detectar incendios forestales en 10 segundos” con ia

Gobierno aceptó iniciativa privada para “detectar incendios forestales en 10 segundos” con cámaras e inteligencia artificial. El gobierno aceptó una iniciativa privada que plantea instalar 20 cámaras entre el arroyo Carrasco y la Barra del Chuy; ahora abrirá una licitación


Proponen cámaras para combatir incendios

El incremento de eventos de sequía en verano es un problema que tiene ocupadas a varias instituciones del gobierno, que buscan dar respuestas coyunturales mientras analizan algunas medidas de mediano y largo plazo –más estructurales– que permitan corregir la situación.


Uno de los dramas asociados a la seca son los incendios forestales, un tema que también viene en aumento, tanto en cantidad como en hectáreas quemadas, y que ha provocado varios dolores de cabeza, ya que su propagación obedece muchas veces a la intensidad de los vientos, y su control a lluvias que no llegan.


En los últimos días, el presidente de la República, Luis Lacalle Pou, dio un paso que –de avanzar hasta el final– podría transformarse en una solución para una de las regiones, ya que aceptó una iniciativa privada presentada por un consorcio conformado por Ciemsa y CSI Ingenieros para instalar 20 cámaras de videovigilancia que permitan detectar “cualquier columna de humo con una precisión por encima del 90% y con un tiempo de detección menor a 10 segundos”.


La propuesta, a la que accedió El Observador, supone una inversión de poco más de US$ 2 millones en 5 años por las cámaras y el desarrollo de un centro de gestión y monitoreo. El Ejecutivo abrirá ahora una licitación en la que el impulsor de la iniciativa tiene ventaja. 


El software de las cámaras tendría un módulo de detección de humo, que mediante inteligencia artificial analiza y procesa todas las imágenes recibidas. “Este módulo está entrenado para dar una precisión encima del 90% en menos de 2 segundos desde que se recibe la imagen”, aseguran los proponentes.


En caso que una imagen sea evaluada como “posible incendio”, se reportará inmediatamente al centro de comando unificado de Bomberos con la ubicación detallada del incidente.


Las cámaras se instalarían en la zona este del país (desde el arroyo Carrasco hasta Barra del Chuy). Se trata de unos 360 kilómetros de costa, una zona que es cubierta por Bomberos con 10 destacamentos fijos durante todo el año y 4 temporales durante el verano que funcionan como refuerzo y apoyo a los ya existentes.


Los promotores señalan que las cámaras se ubicarán a una altura que podrá oscilar entre los 40 o 80 metros y tendrán un radio de vista de 15 kilómetros o más.


Destacan que el servicio contribuirá a la “detección temprana” de incendios lo que permitirá a Bomberos planificar una respuesta con “mayor eficiencia” en el uso de los recursos, “liberando capacidades para atender simultáneamente distintos focos en función de las prioridades”.


Las cámaras detectan columnas de humo en 10 segundos


De acuerdo con datos oficiales citados en el informe, en los últimos años el valor promedio de propagación de los incendios forestales se ubica entre las 500 a 900 hectáreas por hora. “En 2017 este valor alcanzó un pico de 8.240 hectáreas por hora”, agrega el documento.


La intención de los promotores es que reciban una suma fija mensual, que estará sujeta a “penalidades” por incumplimiento en los niveles de servicio cada vez que el operador no brinde respuesta en “tiempo y forma” a los requerimientos de Bomberos.


Plan piloto


Más allá del proyecto, las empresas entregaron adjuntos los resultados de un plan piloto, en el que instalaron varias cámaras para medir sus resultados.


El informe cuenta que la primera cámara se instaló en junio de 2021 en el cerro San Antonio para cubrir desde la costa oeste de Piriápolis, la falda del cerro Pan de Azúcar, hasta las playas de San Francisco en la costa este.


“El 5 de julio 2021 se realizó un operativo de simulacro de principios de incendios en 2 puntos diferentes y distantes, donde la cámara tenía cobertura, a una distancia superior a los 7 km en ambos casos, teniendo como resultado, la detección de columna de humo a los 5 y 7 minutos de iniciados desde cada punto respectivamente”, señala.


A su vez, en agosto y setiembre, se fijaron 4 puntos más luego de varias recorridas. En enero del 2022 se instalaron los equipos y “a las 3 horas” de colocar la última cámara, esta “detectó un primer foco de principio de incendio en la ruta 10 a la altura del Parque Oceanía del Polonio en un predio de bosque forestal privado”.


“Se cursaron los avisos correspondientes, concurrió la Dotación de Bomberos de Castillos logrando extinguir totalmente el incendio en 2 horas aproximadamente. El resultado fue un incendio que consumió 22 hectáreas, podría haberse transformado (dadas las condiciones de viento y temperatura) en un incendio de aproximadamente 100 hectáreas de áreas quemadas”.




O Resumo Semanal - Edición Nº 537 - 3 de Febrero

Fuente: elobservador.com.uy 3.2.2023

4 visualizaciones

Comentarios


bottom of page