La alemana Deutsche Bahn proyecta expandir el transporte de carga por ferrocarril, más allá de UPM 2

"El potencial es grande para Uruguay y sería un gran beneficio para el país y la economía", dijo el CEO del grupo, Niko Warbanoff, quien estuvo de visita por Uruguay


Niko Warbanoff, CEO de DB E.C.O Group (Foto: Deutsche Bahn).

La construcción de la segunda planta del grupo forestal y papelero finlandés UPM en Uruguay (Durazno) tiene uno de sus pilares en el proyecto del ferrocarril que conectará el puerto de Montevideo y Paso de los Toros. En el emprendimiento participa Deutsche Bahn (DB), la empresa ferroviaria nacional de Alemania, uno de los principales proveedores de servicios de movilidad y logística del mundo. Con 350.000 empleados, 35.000 de los trenes de la compañía circulan diariamente en Alemania, transportando carga y pasajeros a través de una red de casi 34.000 kilómetros.


En Uruguay, DB E.C.O. Group, como parte de Deutsche Bahn Group, desempeñará un papel clave acompañando a UPM, uno de sus importantes clientes internacionales. Deutsche Bahn International Operations y DB Engineering & Consulting, ambas parte de DB E.C.O. Group, integran el consorcio DBCC Transport -junto con el uruguayo Christophersen Group y la española Cointer concesiones- para la operación de la línea que permitirá el transporte de carga desde y hacia la segunda planta de UPM.


El CEO de DB E.C.O. Group, Niko Warbanoff, llegó a Uruguay la semana pasada para participar en la ceremonia de colocación de la primera piedra del nuevo centro de operaciones de DBCC Transport en Canelones. En ese marco, recibió a El Empresario durante una visita a la Cámara de Comercio e Industria Uruguayo-Alemana.


Warbanoff confirmó que los planes de la compañía ferroviaria en Uruguay son de largo plazo y miran más allá de UPM. «DB ya ha discutido con el gobierno las primeras ideas sobre si hay otras líneas que también podrían modernizarse en el futuro para transportar mercancías por ferrocarril», explicó.


Sobre estas iniciativas y el avance del proyecto del tren para «UPM 2» conversó el CEO con El Empresario.


-¿Qué motivó a DB a participar del ferrocarril para UPM en Uruguay?

-Tenemos muchos clientes importantes en las operaciones de transporte de mercancías por ferrocarril en Europa, y uno de ellos es UPM. Por eso, también es importante seguir a los clientes, por ejemplo, a Uruguay. Además, es importante estar aquí presentes, porque con cada nuevo proyecto ferroviario se introducen nuevas tecnologías y procesos. Por ejemplo, en este caso, la forma en que se llenan los vagones de productos químicos es un proceso que no se aplica de esta manera en Alemania. Entonces, es importante para nosotros estar aquí y facilitar la transferencia de conocimiento entre ambos países y compartir nuestras experiencias.


-¿Qué papel juega DB en el desarrollo de este proyecto?

-Participamos de dos maneras: una es apoyando la supervisión de la construcción de la infraestructura con nuestro equipo. Para la segunda parte de nuestro compromiso, junto con nuestros socios en la empresa conjunta DBCC Transport, estamos preparando todo para las operaciones que comenzarán el próximo año. Nuestros socios en el proyecto son Christophersen de Uruguay y Cointer de España. Ellos son los encargados de comprar el material rodante, los bienes que requerimos para el transporte. ¿Cómo participamos? Predominantemente, nuestra experiencia y conocimiento ferroviarios son nuestra fortaleza para garantizar la seguridad y calidad de las operaciones y así entregar los productos a UPM cuando los necesite, de una manera muy confiable y con todo lo que requiere una operación ferroviaria, que es un proceso bastante complejo.


-¿Qué características tendrá la línea que conectará Montevideo y Paso de los Toros?

-Para las operaciones requerimos siete locomotoras, 120 vagones para transporte de celulosa y 20 vagones para transporte de químicos. El tren alcanzará una velocidad de 80 kilómetros por hora (km/h), que es el doble de la velocidad actual en Uruguay. Por año, el ferrocarril transportará 2,3 millones de toneladas de mercancías. La posible carga por eje se incrementará en la nueva infraestructura, lo que permite el transporte de más carga al mismo tiempo.


Esto es una especie de reactivación del ferrocarril"

Niko Warbanoff

-¿Cuantas personas empleará el ferrocarril? ¿Son técnicos de Alemania o capacitarán gente en Uruguay para operar el tren desde el inicio de su actividad?

-La mayoría de las personas en el emprendimiento ferroviario serán uruguayos. Estamos hablando del 90%. Tenemos puestos gerenciales clave provenientes de DB, pero tendremos muchos programas de capacitación que se realizarán en Uruguay u otros países de habla hispana, debido al idioma. En total, habrá unas 75 personas trabajando para DBCC Transport a pleno rendimiento.


Ajuste de durmientes en espaciamiento y rectangularidad para montaje de la vía Sur de La Cruz (Foto: Gentileza Deutsche Bahn).

-La red ferroviaria y los trenes en Uruguay son obsoletos. Por otro lado, la línea que servirá a UPM es moderna. Entonces, ¿qué importancia tendrá la capacitación del personal?

-Sabemos que esa es la situación en el país. También, que es una especie de reactivación del ferrocarril en sí mismo y por supuesto la apoyamos plenamente en una fuerte asociación con el gobierno. Por tanto, la calificación de las personas es clave, y eso es exactamente lo que haremos. Como hay nuevas tecnologías involucradas, habrá sesiones de capacitación específicas para el personal. Además, esta es para nosotros una asociación a largo plazo. Eso significa que DBCC en Uruguay tendrá acceso completo a todas nuestras competencias y experiencia en Alemania y Europa. En el sector del ferrocarril siempre decimos que somos una familia y eso es exactamente de lo que se trata esta asociación.


-¿Qué ventajas y dificultades ha observado en Uruguay para desarrollar este proyecto?

-Primero, debo decirle que estoy impresionado con mi visita aquí. Estoy conociendo mucho mejor el país y la gente, y recibí una gran hospitalidad y amabilidad. También destaco la cooperación, porque hay muchos actores involucrados: UPM, los socios, el gobierno a diferentes niveles. Tenemos desafíos y eso requiere un gran trabajo en equipo. Como Uruguay es una gran nación en el fútbol, ya sabe de qué se trata eso y es lo que hacemos aquí. Eso es muy positivo. Desde mi perspectiva, hay estabilidad política y legal. Entonces, creo que la forma de hacer negocios es muy buena.


-¿Y qué desafíos ve?

-Por ejemplo, muchas cosas son nuevas o se están construyendo recientemente. Si mira la infraestructura, la modernización es un esfuerzo enorme y se está logrando ahora. Hay estándares que establecer, que son extremadamente importantes porque el ferrocarril siempre se trata de seguridad. Estoy seguro de que tendremos desafíos en este proceso, pero el equipo está muy motivado y altamente capacitado para encontrar las soluciones necesarias.


-Mencionó una reactivación del ferrocarril. ¿DB planea expandirse en Uruguay?

-Estaremos, al menos, los próximos 25 años en este proyecto. Aparte de ese emprendimiento y el consorcio, DB ya ha discutido con el gobierno las primeras ideas sobre si hay otras líneas que también podrían modernizarse en el futuro para transportar mercancías por ferrocarril.


-¿Esos proyectos estarían vinculados a la planta de UPM?

-No, no a la planta de UPM. Los transportes que DBCC Transport realiza son exclusivamente para UPM. Aparte de esto, la nueva línea ferroviaria será de «acceso abierto». Esto significa que, por supuesto, se puede utilizar la línea Montevideo-Paso de los Toros para otros transportes y también existe la posibilidad de extenderla a otras áreas. Es algo que estamos investigando. Creo que el potencial es grande para Uruguay y sería un gran beneficio para el país y la economía.


-¿Qué zonas le interesaría desarrollar?

-Todavía soy nuevo en Uruguay, pero sabiendo un poco sobre dónde se transportan las mercancías, veo especialmente dos rutas: una podría ser hacia el norte hasta Rivera (también conexión con Brasil) y otra hacia Salto (conexión con Argentina). Creo que hay industrias interesantes y bienes masivos que podrían trasladarse de la carretera al ferrocarril. Con esto contribuiríamos nuevamente a la descarbonización. Esa es mi opinión personal, pero deberíamos profundizar en ello más adelante.


Un ferrocarril equivale a 52 camiones en ruta

-El sector del transporte está enfocándose en ser más sustentable en términos medioambientales. ¿Cómo contribuirá este proyecto del tren para UPM a ese objetivo? -Le puedo decir dos puntos: uno es que un tren equivale a 52 camiones en la ruta. Creo que eso habla por sí solo y que este proyecto es un aporte a la sostenibilidad. Lo segundo es que las locomotoras que se van a utilizar son las más modernas también en cuanto a estándares ambientales. Entonces, en ese sentido esto ha sido atendido. Para DB, y también para el gobierno alemán, es muy claro que para reducir las emisiones de CO2 se necesita una transformación en el sector energético y también en el sector de la movilidad. Y eso significa que DB está en una misión crítica para lograr esto en Alemania. Por eso, el gobierno alemán decidió que tendremos inversiones de 170.000 millones de euros (unos US$ 187.500 al tipo de cambio actual) en el país hasta 2030 para construir infraestructura para ampliar la capacidad para absorber más pasajeros y carga.




O Resumo Edición Nº 499 - 1 de Abril de 2022

Fuente: elpais.com.uy 25.03.2022

12 visualizaciones