La patronal apuesta por instalar quince eólicos en la costa gallega

Galician Offshore Energy llama a la «calma» a los pescadores que los rechazan en los caladeros

Enrique Mallón, secretario general de Asime y coordinador del Galician Offshore Energy Group, este lunes, en el foro celebrado en Ferrol KIKO DELGADO

«En Europa se ve un aerogenerador marino como un desarrollo tecnológico y de transformación energética, y aquí a veces se percibe como un enemigo». Son palabras de Enrique Mallón,secretario general de Asime y coordinador del GOE (Galician Offshore Energy Group), que ayer salió al paso de la «polémica generada en las últimas semanas» por el proyecto del primer parque eólico flotante de Galicia, denominado Nordés, a unos 30 kilómetros de la costa de Ferrol.


Empresas del sector —como Navantia, Windar, Iberdrola o Nervión— e instituciones como el Puerto de Ferrol y el de A Coruña se dieron cita ayer en el CIS de A Cabana (Ferrol) para abordar, entre otras cuestiones, el programa de actividades del 2022 y «cómo dar un paso más» en ese segmento de actividad «para una implantación coherente y razonable de la eólica marina cerca de las costas gallegas». ¿Cuántos parques? Al menos entre diez y quince, de acuerdo con las estimaciones de Asime, y suponiendo «una densidad baja».


Llamada a la «calma»

Mallón aprovechó ese foro para, en declaraciones a los medios, responder al portavoz de la plataforma Manifesto de Burela en defensa de la pesca, Torcuato Teixeira, que la semana pasada recalcó la «oposición frontal» del Cantábrico a la ocupación de caladeros. En este sentido, el representante de la patronal llamó a la «calma», porque «día de hoy no está aprobado el plan de ordenación de espacios marinos (POEM), que es el que va a determinar realmente en dónde y de qué manera se van a poder implantar parques eólicos marinos. No va a haber —enfatizó— ningún representante público ni del GOE que valide un impacto negativo en el ecosistema marino».


Empresas e instituciones portuarias recalcan, según Enrique Mallón, el mensaje «que nadie se alarme» porque «estamos todavía en el inicio y hay que aprobar aún el plan». Lo ejemplificó con una ordenación en tierra firme: «Si hacemos paralelismos con el PXOM de cualquier concello... nadie puede poner un parque donde le dé la gana; solo donde se pueda hacer con un impacto mínimo. Estamos abiertos al diálogo», aseveró.

Pero al mismo tiempo, el responsable de Asime significó: «Que hay que cambiar el modelo energético es una obviedad hoy en día. Dimensionemos y no nos alarmemos», subrayó, para hacer hincapié en que «estamos ante una oportunidad histórica porque, aunque es un camino de largo recorrido, hay que tomar decisiones ahora». A su entender, «si la aprobación de los planes limita mucho las posibilidades de eólica marina en Galicia será una desgracia histórica».


Empleos y ubicación

La patronal aboga por que en Galicia —y concretamente en Ferrolterra— se puedan construir «prácticamente todos los elementos de eólica marina», incluidos buques y unidades de apoyo. «En los próximos diez años se podrían generar 5.000 empleos directos y 3.000 indirectos, y hablado de una densidad de aerogeneradores muy baja», dice Mallón.


«Una vez implantado el parque, se puede hablar de unos 300 puestos de trabajo anuales directos para mantenimiento en un parque medio con 12 aerogeneradores. Pero Galicia puede tener 15 o 20 parques marinos, que sería una densidad muy baja». «Un proyecto como el de Nordés —continuó— supone menos de un uno por mil de área ocupada». «Si se solicita ese espacio para aportar, en un parque medio, 600 empleos directos para construcción y 300 para mantenimiento, como mínimo hay que analizarlo», sentenció.




O Resumo Edición Nº 495 - 25 de Febrero de 2022

Fuente: lavozdegalicia.es 22.02.2022

2 visualizaciones