Las pajitas y platos de plástico quedan prohibidos desde hoy en toda Europa

España no ha traspuesto aún a su ordenamiento la directiva de la UE, pero las normas de esta ya son efectivas

El adiós definitivo a las pajitas, cubiertos y platos de plástico empieza hoy. También a los bastoncillos de algodón hechos con el mismo material, salvo los que sean de uso sanitario. En ningún país de la Unión Europea se podrán vender estos utensilios cuyo uso se había incrementado en los últimos años, causando un grave daño a nivel ecológico. Es la consecuencia de la Directiva sobre plásticos de un solo uso de la UE. Preveía la trasposición de esta norma a las disposiciones legislativas de cada país, finalizando hoy el plazo.


En España esta trasposición todavía no se ha materializado, pero ello no implica que la norma europea no rija ya en territorio nacional. La Ley de Residuos y Suelos Contaminados se encuentra en plena tramitación parlamentaria. Fue aprobada por el Consejo de Ministros el pasado 18 de mayo y se sometió a debate en el Congreso de los Diputados el 24 de mayo. En este debate Vox presentó una enmienda a la totalidad que fue rechazada. Ahora se está escuchando a los diferentes sectores implicados y, tal y como indicaba a Europa Press el presidente de la Comisión para la Transición Ecológica del Congreso Juan López de Uralde, no estará aprobada «como pronto» hasta Navidad.


Es por este motivo que España se encuentra en «situación naranja» dentro del informe publicado el pasado jueves por la alianza Rethink Plastic (repensar el plástico) y el movimiento Break Free Form Plastic (Libérese del plástico), que ha analizado cómo se ha comportado cada país en este proceso. Al contrario que Alemania, Irlanda, Grecia, Suecia y Estonia, España no cuenta aún con ley propia y se le resiste la luz verde. El organismo que hace el test considera que todavía debe esforzarse en términos de recogida selectiva de los plásticos, así como en la concreción de medidas de sensibilización. Frente a eso han valorado que el anteproyecto de ley asuma los requisitos relativos a recipientes de bebidas y comidas de plástico de un solo uso, reduciendo al 50% de cara a 2026, y al 70% para 2030.


Microplásticos y agua

Además de los platos, pajitas y, en general, todos los utensilios plásticos para comer y beber de un solo uso, en la nueva ley también se vetarán los palitos destinados a sujetar globos y los recipientes para alimentos y bebidas hechos de poliestireno expandido, incluyendo las tapas y los tapones. Asimismo, se excluyen de la comercialización los cosméticos y detergentes que llevan incorporados microplásticos y se adoptarán medidas para reducir el consumo de agua embotellada. Por ejemplo, los bares y restaurantes tendrán que ofrecer agua no envasada gratuita.


Todo ello persigue minimizar el consumo del plástico, un problema global. Según Naciones Unidas, en el mundo se utilizan 5 billones de bolsas de plástico cada año que se deberían reducir.




O Resumo Edición Nº 467 - 9 de Julio de 2021

Fuente: lavozdegalicia.es 3.07.2021

6 vistas