MARY NAYA DÍAZ

Nacida en A Coruña, desde muy joven en Uruguay con sus padres, representante de cudBe In , ... "incursionado en el mundo del tango, haciendo grupos de viaje, para bailar en el exterior y divertirnos"


Nací en A Coruña, en la calle San Amaro, cerquita de la Torre de Hércules, el 12 de Enero del año 48, un día de mucho frío, nevaba, de ahí mi carácter tan dicharachero y jovial, para contrarrestar el clima.

Mis padres Manuel Naya y mi madre Herminia Díaz ambos de A Coruña,  vinieron buscando nuevos horizontes, de una España, pobre y sin mucho futuro, para la gente joven.


Mi padre peluquero, fué muy conocido en la colectividad gallega, estuvo muy arrimado a todos los qué fueron llegando, y siempre ayudando a los paisanos. Trabajó mucho en el Centro Gallego de Montevideo, su segunda casa, dónde me llevaron a aprender a bailar nuestras danzas tradicionales, y luego folklore uruguayo. Mi paraje fué Juan Carlos López (Lopecito, cómo se lo conoce ahora) ahí me crié con todas las personas qué forjaron mi caracter, la alegría de ese lugar, con todas las actividades qué se hacían, te mantenían unido a tú tierra, y compartiendo distintas vivencias, y viendo el esfuerzo qué cada uno hacía, para poder mejorar su vida, y los sacrificios compartidos.


Tendo recuerdos imborrables de los paseos qué se hacían a los distintos puntos del interior. Todas las colectividades gallegas, hacíamos nuestra romería, comiendo entre todos lo qué cada uno había llevado, bailando, jugando a todo lo qué se puedan imaginar, los infaltables partidos de footbal, dónde siempre había alguna riña, pero por suerte nada grave.


Mi madre modista, trabajó para mucha gente de la colectividad, y muchos judíos qué eran muy buenos clientes, alguno de ellos miró mucho por nosotros cuando llegamos.

Fué y es un ejemplo de vida, ahora a sus 92 años, no baja los brazos y siempre tiene tiempo para recibir a sus nietos y bisnietos, así que por suerte siempre está muy rodeada.

Tengo un hermano, Javier, qué nació en Montevideo, qué cómo buen hijo de gallegos bailó en el Centro Valle Miñor y tiene un hermoso grupo de amigos con los cuales, sigue compartiendo sus alegrías y vida.


Yo tuve 3 hijos María José, Claudia y Gabriel. Dos de ellos son arquitectos, cómo su padre y una es profesora de Educación Fìsica.

Me regalaron 6 nietos, hermosos y cómo buena abuela, a cuál más maravillosos, todos con sus personalidades diferentes, fueron criados con los cantos gallegos qué siempre nos acompañan, y nuestras comidas típicas para conservar nuestras costumbres.

Diego de 22 años, Guillermo de 20, Paula de 18, Catalina de 15, Luca de 6 y Sofía de 22 meses.


Empecé a trabajar en la Compañía Philips del Uruguay, en el año 65, siendo muy jovencita, ahí aprendí casi todo lo que he seguido aplicando a lo largo de mi vida, ser una persona confliable y seria a la hora de ofrecer lo qué fuese, con los valores qué los holandeses utilizan para formar a sus vendedores.


Trabajé en Fenac Cueros, cómo jefa de ventas, luego en Adidas, cuando Hush Puppies llegó al Uruguay vendí todos sus productos por mayor, y seguí mi carrera de vendedora en distintas empresas, hasta el año 2000 en qué inauguré mi primer peluquería Kerastase, a los 5 años abrí el segundo local y los fuí vendiendo de a uno cuando aparecieron interesados en los distintos negocios.


Durante muchos años colaboré con mi primo José Luis Naya, dueño de Astron Consultores, empresa muy conocida por casi todos los asociados a AEGU, por las distintas Expo Galicias qué realizó en toda América Latina, y en Santiago de Compostela, dónde organizó ronda de negocios para muchos de nuestros empresarios.

A él debo agradecerle haberme conectado con la firma cudBe IN, dónde desde hace casi 10 años colaboro cómo representante en el Uruguay, con distintas líneas de negocios.


Cuando supe y tuve conocimiento de qué existía AEGU, me hice socia, y amiga de muchos empresarios qué son el ejemplo del tesón de nuestra Galicia, muchos de ellos cómo Manuel Losa, ejemplo de cultura y conocimiento, un orgullo qué nos representa en el mundo de la cultura.


Desde hace 20 años tengo un nuevo esposo, Julio Jaureguy, arquitecto, qué debo agradecer hasta a los dioses del Olimpo por su compañerismo y calidad de vida y amor, con él hemos incursionado en el mundo del tango, haciendo grupos de viaje, para bailar en el exterior y divertirnos, qué para eso estamos aquí en ésta tierra.


En el año 2004 empiezo a tomar clases de escultura con Andrés Santángelo, y hasta él día de hoy, sigo incursionando con distintos materiales y técnicas.

Estoy muy contenta de pertenecer a éste grupo humano, fundamental para nuestra vida en éste hermoso país, al que muchos tenemos tanto que agradecerle.



O Resumo Edición Nº 320 - 11 de Mayo de 2018

5 vistas

Tel.: +(598) 2915 33 46

Misiones 1475 of. 104, 11000, Montevideo, Uruguay

  • Blanca Facebook Icono