top of page

Naturgy se lanza a liderar en el país el sector del biometano con 60 proyectos, 10 en Galicia

Naturgy presenta un beneficio récord de casi 2.000 millones y sube dividendos; ganó 1.986 millones en un ejercicio en el que impulsó sus inversiones hasta los 3.000


Alejandro Martínez Vélez | EUROPAPRESS


Somos unos firmes convencidos de que el biometano va a jugar un papel fundamental a corto plazo por varios motivos: por la solución que hay que darle a los residuos orgánicos, sobre todo en el campo, y porque nuestras redes de distribución de gas están perfectamente preparadas para distribuirlo con unos cambios mínimos». El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, dejó claro este martes en Madrid, en la presentación de resultados de la compañía, que los gases renovables centrarán una buena parte de los esfuerzos en la estrategia de incremento de su potencia en energías renovables. En esa senda, Galicia ya tiene peso en la empresa, ya que Naturgy dispone en la comunidad de una de las dos únicas plantas que opera actualmente, en concreto en la Edar de Bens. Además, entre los 60 proyectos en desarrollo, se encuentra la red de terminales impulsada conjuntamente con Reganosa y Repsol, con la que pretenden obtener gas renovable a través del tratamiento de purines de las granjas de la comunidad, además de otras inversiones en solitario. En conjunto, promueve, incluyendo las instalaciones ubicadas en la depuradora de aguas coruñesa, una decena de actuaciones en Galicia.


El presidente de la empresa puso el acento en que «la mitad del gas natural que se consume en España se podría sustituir por biometano», es decir, unos 160 teravatios a la hora de los 326 demandados actualmente, y recordó que reemplazar los gases grises por los verdes forman parte de los objetivos del Plan Nacional de Integrado y Clima (PENIEC).


La apuesta de Naturgy por la producción de gases renovables también tendría otra aplicación en Galicia, ya que la empresa proyecta utilizarlo como combustible para las centrales de ciclo combinado, y en Sabón opera una planta de 400 megavatios de potencia. «Estamos en disposición de usar gases renovables en esas turbinas», subrayó Francisco Reynés. La empresa tiene también en desarrollo en el país otros diez proyectos para la producción de hidrógeno verde, entre ellos la construcción de una planta en Meirama, en alianza con otras compañías.


«Naturgy quiere liderar en nuestro país la oportunidad que supone el biometano como vector de la transición energética», reseña la empresa, que cerró el pasado año con unos 6,5 gigavatios de capacidad instalada de generación renovable en operación —3,3 de eólica; 2,2 de hidroeléctrica y 1, de fotovoltaica—, y espera finalizar el año con 1,2 gigavatios más, y con otros 2,3 adicionales en el 2025.


La compañía elude poner cifras de inversión para el año en curso, pero Reynés insistió en que esperan repetir los elevados niveles de inversión del ejercicio que acaba de finalizar.


Han sido, subrayó, los mayores nunca antes llevados a cabo. Pese a la caída de los precios de la energía, el balance económico de la energética cerró un 2023 de récord. Obtuvo un beneficio neto de 1.986 millones de euros, un 20,4 % más que en el 2022, sellando uno de los mejores de su historia. «No vamos a escondernos por ello», enfatizó, para poner en valor que esos resultados positivos les permiten «invertir, retribuir a nuestros accionistas y devolvérselos en parte a la sociedad a través de impuestos y tributos». El beneficio bruto de explotación aumentó en un 11 %, hasta alcanzar los 5.475 millones de euros, mientras que las inversiones lo hicieron en un 53 %, con cerca de 3.000 millones.


Reynés —quien afirmó que no se había tratado la posibilidad del regreso de la sede a Cataluña— se mostró abierto a compras siempre que no comprometan «la disciplina financiera». 


Las cuentas del pasado ejercicio arrojan un resultado bruto de explotación (Ebitda) alcanzó los 5.475 millones de euros en 2023, un 10,5% más, manteniendo un mix de Ebitda equilibrado entre actividades reguladas y liberalizadas, que representaron aproximadamente el 47% y el 53% del Ebitda consolidado respectivamente, en un ejercicio marcado por el descenso de los precios de la energía y un escenario de gran volatilidad.


Por su parte, el importe neto de la cifra de negocios del ejercicio 2023 ascendió a 22.617 millones de euros, un 33,4% menos que el año anterior, principalmente como resultado de los precios excepcionalmente altos de la energía en 2022, principalmente causados por el comienzo del conflicto en Ucrania tras la invasión de Rusia.


La deuda neta de la compañía se situó a cierre de 2023 en los 12.090 millones de euros, en línea con los niveles al cierre de 2022. El ratio deuda neta sobre Ebitda se redujo desde 2,4 veces a finales de 2022 hasta 2,2 veces.


Además, Naturgy mantiene un importante colchón de liquidez, con 9.200 millones de euros en efectivo y equivalentes y en líneas de crédito no dispuestas al cierre del año pasado.


La primera gasista y tercera eléctrica del país, destacó que estos sólidos resultados y la generación de caja «respaldaron el importante aumento de las inversiones, al tiempo que se cumplió el compromiso de dividendo y se mantuvieron estables los niveles de deuda neta». 


La empresa valora positivamente la cuota social de la normativa de eólica marina


Naturgy es una de las compañías que ha desarrollado estudios para poner en marcha parques eólicos marinos. De hecho, se encuentra entre sus planes el aprovechamiento de la fuerza del viento en el mar aguas adentro en dos de las zonas con mayor calidad de ese recurso: Galicia y Canarias. Tras la salida a consulta pública del conjunto de normas que regularán el sector, fuentes de la compañía explicaron que analizarán en detalle la propuesta realizada por el Ministerio de Transición Energética para valorar el encaje de sus proyectos. No obstante, valoraron positivamente el hecho de que en los concursos, los criterios no económicos puedan ponderar hasta el 30 % en las subastas.


Tras reiterar su apuesta por la transición energética, para la que pidió tiempo, el presidente de Naturgy insistió en la necesidad de que vaya acompañado de un esfuerzo inversor en infraestructuras. «Estamos todos en la misma página cuando decimos que tenemos que ir más rápido para adecuar la red a las necesidades actuales», afirmó, al mismo tiempo que pidió «destopar» el límite de «inversión limitada al 0,13 % del PIB».

Tras las históricas ganancias del pasado ejercicio, Reynés propondrá a su próxima junta general de accionistas, convocada para el 2 de abril, el pago de un dividendo complementario de 0,40 euros por acción, en línea con los 1,40 euros por título comprometidos para este ejercicio.


O Resumo Semanal - Edición Nº 586 - 29 de febrero

Fuente: lavozdegalicia.es 27.02.2024

8 visualizaciones

Comentários


bottom of page