Ni vieja ni nueva normalidad (temporada de turismo 21-22 proyecta baja de AR y BR en 42%)

Según un informe elaborado por el Centro de Investigaciones Económicas titulado “Perspectivas y proyecciones de la próxima temporada turística: ni vieja ni nueva normalidad”, la cantidad de argentinos que ingresarán a nuestro país en la próxima temporada de verano se reduciría un 26%, mientras que de brasileños será un 16% menos respecto a las cifras previas a la pandemia. Por su parte, en comparación a 2019, los viajes de uruguayos a Argentina crecerían 37% y 26% a Brasil.


Desde principios de noviembre de este año turistas de todo el mundo, con inmunización completa, pueden ingresar a Uruguay. Si bien persisten algunas restricciones sanitarias, lo que generará para nuestro país una temporada de verano 2021-2022 atípica, la apertura de las fronteras que restablece el ingreso de visitantes provenientes de Argentina y Brasil viene siendo interpretada por los operadores turísticos como una noticia alentadora. Sin embargo, aún existe incertidumbre respecto a la forma en que se comportarán los flujos de turismo receptivo y emisor.


En este marco, el Centro de Investigaciones Económicas (CINVE) realizó un informe titulado “Perspectivas y proyecciones de la próxima temporada turística: ni vieja ni nueva normalidad”, cuyos indicadores más importantes son la baja de ingresos de turistas argentinos y brasileños que tendrá el país este verano. De hecho, según CINVE, Uruguay recibiría 610.000 argentinos y 150.000 brasileños, significando una baja del 26% y 16%, respectivamente.


El otro indicador llamativo de este informe de CINVE es la proyección de demanda de viajes a Argentina y Brasil que existe desde Uruguay. Dicho de otro modo, en comparación al verano 2019-2020 -la última temporada completa antes de la pandemia-, un 37% más de uruguayos viajaría a Argentina y 26% lo haría a Brasil.


“El principal factor explicativo de las caídas proyectadas en los flujos de turismo receptivo es que Uruguay está caro respecto a los países vecinos, muy especialmente en relación con Argentina”, señala el informe de CINVE, agregando que es probable que el turismo interno, que jugó un papel importante en la temporada 2020 en un contexto de restricción a la movilidad fuera de fronteras, “no sea un factor expansivo en la próxima temporada, en parte porque la apertura de fronteras incentivaría el flujo de uruguayos hacia el exterior”.


Armar valijas para fuera del país Para proyectar los viajes de los uruguayos al exterior -concretamente a Argentina y Brasil-, CINVE se basó en las cifras del primer trimestre de 2019 -la última temporada de verano completa-, ya que marzo de 2020 fue truncado por la pandemia y no representa a un trimestre completo. En este sentido, el instituto pronostica que los uruguayos harán muchos más viajes a los países vecinos que en aquel verano de 2019: serían, como señalamos antes, 37% más viajes a Argentina y 26% más viajes a Brasil.


Según la Dirección Nacional de Migración, en el primer trimestre de 2019 los uruguayos hicieron 332.361 viajes a Argentina, cifra a la que CINVE le agregaría 123.000 (37%), dando una proyección de 455.000 viajes para enero-marzo 2022. Esta cifra también es muy superior a la del enero-marzo 2020, cuando los viajes de uruguayos a Argentina fueron 369.178.


Por su parte, para CINVE a Brasil viajarían unos 132.000 turistas desde Uruguay entre enero y marzo, 27.000 más que los casi 105.000 del primer trimestre 2019, pero 45.000 menos que en enero-marzo de 2020


“El retorno a una situación próxima a la ‘libre-movilidad’ implicaría un incentivo para que los uruguayos viajen al exterior, especialmente a Argentina y a Brasil durante el primer trimestre de 2022”, indica el informe de CINVE, agregando que “aún existe incertidumbre respecto a la forma en que se comportarán los flujos de turismo receptivo y emisor”.




O Resumo Edición Nº 486 - 26 de Noviembre de 2021

Fuente: infonegocios.biz 23.11.2021

2 visualizaciones