Papá Noel arrasó en las jugueterías de A Coruña

Empresarios del sector confirman que las compras para Nochebuena se incrementaron gracias a los bonos Presco y que el regalo estrella está siendo el juego de cartas «Virus»


En agosto, cuando el Ayuntamiento coruñés lanzó la primera edición de los bonos Presco, «ya había gente comprando para los regalos de Papá Noel y los Reyes Magos». La segunda se agotó enseguida y, durante semanas, los empleados de las jugueterías y librerías estuvieron casi de brazos cruzados porque los coruñeses esperaban la tercera parte de esta campaña que intenta incentivar las compras en el comercio local. «Estuvimos dos semanas sin vender casi nada. La gente venía, preguntaba si teníamos ya operativos los bonos y, al responderles que no, dejaba en el mostrador todo los que había cogido en las estanterías y se iba porque prefería esperar». Aloia Valencia, gerente de la juguetería Enredos, confirma que en cuanto se activaron de nuevo los bonos la tienda era una locura: «Los clientes llegaron en avalancha, pero no podíamos atender todo lo rápido que deseábamos porque, por un lado hay que cumplir con la normativa covid y, por otro, el trámite para descargar los bonos Presco ralentizaba la compra en sí». Tanto ella como otros empresarios del sector de la juguetería confirmanque la campaña previa a la Nochebuena ha sido un éxito absoluto. «Sí, se adelantó la campaña de compras. La campaña de los bonos Presco ayudó mucho», confirmaron Eva y Cristina Pestoni, que atienden a los clientes en este tradicional comercio coruñés. Aunque les queda la duda de si los comercios estarán tan animados y llenos de gente para la mágica noche de los Reyes Magos. «La gente, en general, es muy previsora y tiene sus regalos preparados con tiempo y, así, también evitar las aglomeraciones. Pero siempre hay quien deja las compras para última hora», indican. Lo que sí han confirmado los comerciantes es que los coruñeses han hecho un especial esfuerzo para comprar en los pequeños establecimientos y en las tiendas locales.


«Nosotros, por tradición, los días que más vendemos son el 2, 3 4 y 5 de enero. Pero este año, como los bonos Presco caducan en su mayoría el 31 de enero, quizás se retraigan las compras antes de Reyes y por eso hubo el repunte antes de la llegada de Papá Noel», indica Aloia Valencia.


Virus, el regalo estrella

En lo que no hay dudas es cuál fue el regalo estrella de la Nochebuena. «Sin duda, el juego de cartas Virus», indican. Y no tiene nada que ver con la pandemia, porque ya era un superventas antes de que el covid-19 entrase en escena. «Se vende todo el año, para colegios, para niños y adultos», confirma María Martínez, de la juguetería Hola Caracola.


Después, según el establecimiento, destacan diferentes juguetes. En Enredos, por ejemplo, también fue un éxito Flydance, una especie de dron que se maneja con las manos. Durante todo este año de pandemia, se vendieron muy bien los patinetes y, sin embargo, para Papá Noel quedaron en un segundo plano. «Quizás porque durante la época de las mayores restricciones los niños y jóvenes no podían interactuar y se compraban juguetes que no implicaran contacto con otras personas. Pero ahora ha bajado el bum de los patinetes», explica Aloia Valencia. En Pestoni han sido todo un éxito de ventas los bebés reborn, unas muñecas con aspecto muy realista. «Nosotros apostamos por la fabricación española. Y tienen todo tipo de complementos: canastillas, tronas, cunas colecho... Y la gente escoge los complementos y la ropa para los bebés casi como si fueran de verdad», explica Eva Pestoni. Allí también ha sido un superventas para Papá Noel los bolígrafos de astronauta. Casi de memoria, la empresaria comenta que se han usado en misiones espaciales, que pueden escribir sobre papel mojado o engrasado, que la gente se lo lleva a la playa y no se le descarga. «Tiene una duración muy larga porque la carga está presurizada. Se puede escribir con él 48,15 kilómetros en línea recta». Según explica Eva, son el regalo típico para policías, bomberos o médicos ya que, incluso, pueden escribir con ellos sobre radiografías. «También hemos vendido muchos disfraces. Quizás porque los niños juegan ahora más en casa por el tema de los confinamientos, y es un regalo que ayuda a fomentar la creatividad y la imaginación de los niños, así como la empatía ya que se puede poner en la piel de otro», añade.


Los puzles han sido otro juguete muy recurrente entre los coruñeses. María Martínez destaca, especialmente, uno del cuerpo humano y otro del sistema solar. «Los juegos de lógica también son un clásico, las linternas de inventar historias y, este año, la pizarra fluorescente».


En los centros comerciales, el listado es un poco diferente. En El Corte Inglés, por ejemplo, ha triunfado La Casa de los Retos, un juego de mesa familiar basado en el popular programa de televisión. Después, los Bebés Llorones y, entre ellos, Lágrimas Mágicas Golden Edition. También Flamingo The Poop, es decir, un flamenco sentado en un retrete que hace «caquita mágica». El super armario de Barbie, el Trivial Clásico, los Superzings y el tiranosaurus rex son otros clásicos que Papá Noel no olvida.


Más libros que otros años

Y este año, Papá Noel llegó en Nochebuena cargado de libros gracias a los bonos Presco. Son un clásico, pero este año las librerías y papelerías no dieron a basto. En todas las casas «cayó» uno. En ficción, Aquitania, el Premio Planeta 2020, fue de los más vendidos, así como Un océano para llegar a ti, finalista en ese mismo galardón. En El Corte Inglés, La vuelta del comunismo y Yo, el rey, fueron los más vendidos en el apartado de no ficción. Por otro lado, Diario de Greg 15: tocado y hundidose impuso en los libros juveniles, mientras que La buena cocina de Arguiñano y La biblia de Masterchef lo hicieron en el área de ocio y tiempo libre.




O Resumo Edición Nº 445 - 31 de Diciembre de 2020

Fuente: lavozdegalicia.es 29.12.2020

5 vistas