top of page

Vaivenes turísticos: uruguayos marcan récord en gasto en el exterior

Uruguay se está volviendo un mayor emisor de turistas de alto poder adquisitivo para la región.

Uruguay ha sido siempre un país con un sector turísticorelevante, siendo este sector uno de los principales ingresos de divisas para la economía. Si bien los uruguayos, año a año, hacen gastos importantes en viajes al exterior, el saldo ha sido históricamente positivo. Esto debido principalmente a ser un destino inmediato para los turistas argentinos en la temporada estival, que llegan todos los años a disfrutar las playas uruguayas.


Sin embargo, primero la pandemia y ahora la situación particular que está sufriendo la economía argentina han puesto al sector turístico con desafíos sin precedentes. Como en todo el mundo, la pandemia impactó duramente pero el sector se fue recuperando paulatinamente y ya en el año 2022 los niveles de conectividad aérea y turismo interno llegaron a niveles de buenos a muy buenos.


Pero el agravamiento de la situación en Argentina, con la agudización del cepo cambiario y la suba del dólar blue, asociada a la reapertura total del tránsito entre ambos países (terrestre, fluvial y aéreo), han tenido doble efecto: por un lado, el gasto de los uruguayos en Argentina subió de manera impactante; por otro lado, el gasto de los turistas argentinos en Uruguay (medido en dólares) cayó de manera significativa. El número de turistas no ha bajado, pero sí el gasto per cápita. Hay que agregar que Uruguay está con precios en dólares máximos históricos, lo que encarece sus servicios turísticos.


Así las cosas, el saldo de ingreso / egresos del sector turístico (que en Uruguay siempre fue importante, de entre 500 y 1.000 millones de dólares) en el último año móvil a junio fue apenas U$S 60 millones según cifras del Ministerio de Turismo. Según la estimación oficial, los uruguayos gastaron en el exterior unos U$S 1.700 millones en el último año, un récord histórico. La situación está lejos de estabilizarse y por lo tanto no hay que sacar conclusiones tajantes, pero la reducción en los ingresos turísticos tiene impacto relevante. A su vez, el aumento en el gasto hacia el exterior seguramente se asocie –al menos en cierta proporción- a una reducción en los gastos de turismo interno. Esto implica un desafío para los servicios turísticos locales, que deberán mejorar su relación calidad / precio para competir con los destinos globales. No es sencillo.


Dado que la situación en Argentina no cambiará pronto y –a su vez- si se supera la sequía en 2024- la economía uruguaya seguramente mantendrá altos precios/ingresos en dólares, seguramente la balanza turística seguirá en este mayor equilibrio. Uruguay se está volviendo un mayor emisor de turistas de alto poder adquisitivo para la región, si bien sigue siendo receptor, en particular en turismo de alto nivel (hotelería de alta gama, cruceros, congresos etc.). Los turistas argentinos de alto poder adquisitivo siguen llegando al Uruguay e incluso muchos deciden residir en nuestro país.




O Resumo Semanal - Edición Nº 559 - 27 de Julio

Fuente: ambito.com 26.7.2023

3 visualizaciones
bottom of page