Albo dispara beneficios un 50% con su nuevo dueño chino

La conservera viguesa, en manos de Shanghai Kaichuang desde 2016, ganó 4,6 millones el año pasado y abrirá su primera filial para expandirse en China


El pasado mes de julio se cumplieron tres años desde que el grupo chino Shanghai Kaichuang (ahora propiedad del gigante Bright Food) culminase su desembarco en la conservera viguesa Hijos de Carlos Albo.


Desde entonces, la compañía ha dado un empujón a su cuenta de resultados con su entrada en mercados como la propia China, roza los 100 millones de facturación y ahora se prepara para poner en marcha su primera filial: Estelas Trading, también con sede en Vigo.


DISPARA RESULTADOS

Albo erró el ejercicio 2016, el primero con Shanghai Kaichuang al frente de su accionariado, con una facturación de 87,9 millones de euros y unos beneficios de 3,1 millones.


Tan solo dos años más tarde (en 2018), la compañía gallega ha logrado elevar su cifra de negocio hasta los 93 millones de euros y ha situado su beneficio en los 4,6 millones de euros, una cifra que supera en un 50% a la cosechada en el año 2016. 


Parte del empujón a sus ingresos ha venido de la mano de su entrada en el mercado asiático, con China a la cabeza. Si en 2016 apenas facturó 37.000 euros en el continente, en 2018, por el contrario, esta cifra se eleva hasta los 2,2 millones de euros, convirtiéndose así en su segunda principal área geográfica por volumen de ventas. Y es que, de esta forma, la compañía logra diversificar una cifra de negocio que depende, en buena medida, del mercado doméstico, que aporta el 93% de las ventas.


LA PRIMERA FILIAL DE ALBO

Hijos de Carlos Albo, que cuenta con una posición de caja neta de casi 5 millones de euros, controlaba hasta ahora con distintos centros productivos (en Tapia de Casariego se elaboran platos preparados; en Cillero, túnidos; y en Vigo, túnidos, el resto de pescados y mariscos), pero sin ninguna sociedad dependiente (al margen de las inmobiliarias Hical).


Esta situación va a cambiar a partir de ahora, con la creación de una filial específica para un negocio de trading con el que ha certificado su entrada en el mercado asiático. Bright Food, la dueña de Shanghai Kaichuang, anunció el pasado mes de noviembre la constitución de la sociedad Estelas Trading, dotada con un capital social de 3.000 euros, con la que buscará dar un nuevo empujón a su cifra de negocio en China con el objetivo de los 100 millones de facturación en el horizonte. 


O Resumo Edición Nº 398 - 13 de Diciembre de 2019

Fuente: galicia.economiadigital.es 9.12.2019

Tel.: +(598) 2915 33 46

Misiones 1475 of. 104, 11000, Montevideo, Uruguay

  • Blanca Facebook Icono