Antonio Palacios, el arquitecto gallego que modeló el Madrid moderno

La historia de Antonio Palacios Ramilo, el arquitecto de Madrid, responsable del primer Metro y muchos de los edificios emblemáticos de la capital de España



El 17 de octubre de 1919 se inauguraba la primera línea de la Compañía Metropolitana Alfonso XIII, el futuro Metro de Madrid. Se trataba del tramo Sol-Cuatro Caminos, con 3,48 km de longitud y 8 estaciones, que se cubría en tan solo 10 minutos y que fue usada por más de 14 millones de usuarios durante su primer año. En la actualidad, Metro de Madrid tiene una extensión de 300 km y es la tercera red de metro de Europa, solo por detrás de Londres y Moscú. Pero, ¿sabías que un gallego fue el responsable de su imagen, desde las estaciones y bocas de acceso hasta el inmortal logotipo de la institución? Por si fuera poco, este pontevedrés fue además una de las figuras más importantes para la imagen moderna de la capital de España, dejando para la historia algunos de los iconos arquitectónicos de Madrid más conocidos, reconocidos y admirados en todo el mundo. Hoy conocemos a un visionario arquitecto considerado uno de los más importantes e influyentes de la historia de España: Antonio Palacios Ramilo, el arquitecto de Madrid.


Inauguración del Metro con el Rey Alfonso XIII. https://www.metromadrid.es/

Antonio Palacios Ramilo nacía en O Porriño, Pontevedra, el 8 de enero de 1874. Su familia poseía canteras de granito y su padre trabajaba en el ferrocarril como ayudante de Obras Públicas, una actividad que obligó a trasladar a toda la familia al norte de Portugal, donde Antonio, viviendo en medio de las obras y las construcciones, quedó marcado para siempre.

Tiempo después regresarían a Pontevedra, donde estudiaría el Bachillerato hasta que en 1892 se trasladó a Madrid para iniciar la carrera de Arquitectura. Se licenció el 20 de diciembre del año 1900 e inmediatamente comenzó a trabajar junto a su amigo Joaquín Otamendi.


Joaquín Otamendi. https://es.wikipedia.org

Tras varios premios en distintos certámenes y concursos de arquitectura, obtendrían su mayor reconocimiento en 1903 tras presentarse al concurso del Casino de Madrid. Aunque se declaró desierto, los trabajos elegidos fueron comprados y fusionados en un único proyecto. La espectacular escalera proyectada por Palacios y Otamendi fue la utilizada en el diseño final de edificio.


Escaleras del Casino, una de las más bellas de todo Madrid. http://centrosocioculturalmarconi.blogspot.com

Pero la consagración definitiva llegaría tras ganar otro concurso, el del Palacio de Comunicaciones, conocido como Palacio de Cibeles, en el que se aunarían las centrales de correos, telegrafía y telefonía. Su imponente diseño acabaría convirtiéndose en una de las obras más conocidas, reconocidas y representativas de la arquitectura madrileña.


Palacio de Cibeles. https://es.wikipedia.org

El prestigio que les concedió su obra más emblemática les permitió no dejar de trabajar durante varios años.

Otro de los grandes proyectos de Palacios y Otamendi fue el Hospital de Jornaleros, ahora conocido como Palacio de Maudes, que acercó la medicina a las clases más desfavorecidas. Contaba con 150 camas, amplios jardines y una disposición que aportaba mucha iluminación y ventilación, cumpliendo con las normas en higiene establecidas en la época. En la actualidad es la sede de la Consejería de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid.


Palacio de Maudes

Y no dejó de trabajar. Construyó la casa palacio de Demetrio Palazuelo, realizó varias construcciones en el Balneario de Mondariz en Pontevedra, el espectacular Banco Español del Río de La Plata (actual Instituto Cervantes), el imponente Círculo de Bellas Artes en la calle Alcalá y decenas de edificios, palacios y viviendas.


Instituto Cervantes. https://es.wikipedia.org/

A partir de 1919 Otamendi ocupa el puesto de Arquitecto de Correos, y pone fin a la sociedad con Palacios. La reputación del gallego y sus contactos en el sector de la construcción y obras públicas le llevaron a ser contratado por la Compañía Metropolitana Alfonso XIII, donde Antonio se convertiría en una leyenda.


Tren inaugural de Metro de Madrid. https://historia.nationalgeographic.com.es

El arquitecto gallego diseñó los interiores de las primeras estaciones del Metro de Madrid, organizó sus accesos y definió la estética de las primeras líneas. Palacios también diseñó la Estación Eléctrica de Pacífico, conocida actualmente como Nave de Motores, la estación eléctrica de mayor potencia instalada en España en su época, usada para alimentar a los trenes del Metro de Madrid, y que llegó a proporcionar energía a la ciudad durante la Guerra Civil. Con el tiempo se fue quedando obsoleta y fue clausurada definitivamente en la década de 1970. En la actualidad es uno de los museos industriales más representativos de Madrid.


Nave de motores. https://www.giglon.com

La huella de Antonio Palacios en el Metro de Madrid sigue viva en algunas estaciones excepcionalmente conservadas como el vestíbulo de Pacífico, la de Tirso de Molina o la estación “fantasma” de Chamberí. Precisamente esta última fue una de sus mayores obras para Metro de Madrid. Antonio se inspiró en las estaciones parisinas de la época para diseñar una de las estaciones de metro más bellas del mundo. Clausurada en 1966, permaneció inutilizada y tapiada durante más de 40 años, permitiendo la conservación de su estado original, lo que fue determinante para decidir restaurarla y convertir sus instalaciones en un museo, en el conocido como Centro de Interpretación del Metro de Madrid.


Estación de Chamberí. https://www.metromadrid.es

Estación de Chamberí. https://www.metromadrid.es

Con su excepcional trabajo, Palacios fue capaz de atenuar el miedo del público a viajar bajo tierra. Para ello utilizó acabados brillantes y tonos claros y luminosos en las zonas de contacto con los viajeros para evitar la sensación de agobio y claustrofobia durante el transporte subterráneo.


Vestíbulo de la estación de Pacífico.

Estación de Tirso de Molina. https://twitter.com/metro_madrid

Palacios también fue el diseñador del primer ascensor de la red, que se instaló en 1920 en la estación de Gran Vía. En 1970 se suprimió el servicio de ascensor y se desmanteló el templete original que estaba en la superficie. La Compañía del Metropolitano de Madrid lo cedió al ayuntamiento de O Porriño, localidad donde se encuentra actualmente.


El templete original en Porriño. https://es.wikipedia.org

Durante los años noventa se iniciaron gestiones para su regreso, pero fueron infructuosas, por lo que en 2021 se inauguró una réplica en el mismo emplazamiento en que estuvo instalado el original.


Templete original en la Gran Vía

Pero Palacios hizo otra contribución histórica tanto a Madrid como a su Metro, porque a él le debemos la creación de un legendario icono urbano conocido en todo el mundo, el logotipo del Metro de Madrid. Palacios se inspiró en el logo del Metro de Londres, cambiando el círculo por un rombo y manteniendo los colores rojo, blanco y azul. También se basó en sus características de claridad y sencillez. El logo de Metro de Madrid es un referente, un icono tanto de España como de Madrid y es conocido en todo el mundo. Su diseño fue tan maravilloso que apenas ha sufrido variaciones en sus más de 100 años de vida.


Logotipo de Metro de Madrid

La lista de edificios que salieron del estudio de Antonio Palacios es larga, con más de 30 obras que modelaron la capital de España en la primera mitad del siglo pasado. Pero fue tan prolífico que su obra trasciende la capital: Huelva, Málaga, Cádiz, Vigo, Porriño, Santiago… Antonio dejó huella por toda España.


Teatro García Barbón en Vigo. https://es.wikipedia.org

Ayuntamiento de Porriño. https://oporrino.org

Antonio Palacios fallecía el 27 de octubre de 1945 a los 71 años de edad en su modesta casa en El Plantío. Fue enterrado en la Sacramental de San Lorenzo de El Escorial hasta que en 1976 sus restos fueron trasladados al cementerio municipal de O Porriño donde reposan bajo una mole de granito con la inscripción: "Antonio Palacios - Arquitecto".


Tumba de Antonio Palacios en Porriño. https://oporrino.org

Con su fallecimiento desaparecía la figura más poderosa de nuestra arquitectura en el primer tercio del siglo XX. Pocas personalidades han tenido semejante importancia para la imagen de una ciudad como Antonio Palacios la tiene para Madrid. Él fue el constructor de Madrid y su extraordinario legado forma parte la historia de la capital. Sin él, Madrid no se entiende.


Antonio Palacios. https://www.comunidad.madrid

Historias de la Historia…


Iván Fernández Amil. Top Inspira LinkedIn. Storyteller. Jefe de Compras.

https://www.linkedin.com/in/ivan-fernandez-amil/

https://www.instagram.com/ivanfamil/

Referencias:

  • es.wikipedia.org

  • comunidad.madrid

  • publico.es

  • moovemag.com

  • blog.turismo.gal

  • distritocastellananorte.com

  • lavanguardia.com

  • eldiario.es

  • lavozdegalicia.es

  • dbe.rah.es

  • rutasconhistoria.es

  • brandemia.org

  • vidademadrid.com

  • elpais.com

  • 65ymas.com

  • institutoestudiosmadrileños.es

  • abc.es

  • madridiario.es



O Resumo Edición Nº 485 - 19 de Noviembre de 2021

Fuente: lavozdegalicia.es 14.11.2021

5 visualizaciones