CRISTIAN RIVERO - CONTADOR PUBLICO

“No tengas miedo de renunciar a lo bueno e ir por lo grandioso" Es una frase de un atleta estadounidense Steve Prefontaine


Mi nombre es Cristian Eliseo Rivero De Cunto, nacido en Montevideo, Uruguay, un 13 de diciembre de 1984. Hijo de Eliseo Rivero y María Elizabeth De Cunto. Se preguntarán si mi historia con Galicia viene de ellos, la respuesta es no. Mi sangre gallega viene un poco más alejada en mi árbol genealógico, partiendo desde mis dos abuelos paternos; Eliseo Rivero y Elvira Pérez, quienes emigraron a Uruguay en la década del 50’.


Como podrán ver, mi historia y vinculación con Galicia, no es muy distinta a la de los demás jóvenes emprendedores, empresarios y empresarias de tercera generación que formamos parte de AEGU. Nietos de gallegos que emigraron a Uruguay buscando una vida mejor para ellos y sus familias.


Voy a ser honesto, de pequeño escuchaba las historias de Galicia y España y no entendía, veía todo extrañado más allá de la comprensión de un niño. ¿Qué tan distinto puede ser un país a otro? ¿España y Uruguay son tan diferentes? De todas formas, me preguntaba por qué no comprendía algunas veces a mi abuela cuando hablaba, y menos a mis bisabuelos (también gallegos ellos), con el tiempo supe que era otro idioma: El Gallego.


Seguí creciendo y escuchaba historias de una tierra lejana, participaba en comidas y eventos que se organizaban en el Centro Orensano de Uruguay, pero seguía viendo a Galicia como algo extraño y lejano, algo que solo se veía en viejas fotos, en tiempos que no existían las cámaras digitales y mucho menos los smartphones.


Todo cambio en 1997 cuando con 12 años tuve la posibilidad de conocer Galicia junto a mis padres y mi hermano. Allí comprendí, lo que me habían contado. Una tierra de encanto, con lugares y gente entrañable. Pueblos como Cobas do Rio, Orga, Vilanova dos Infantes, Zarracos, Celanova, la historia de mis abuelos se materializo y pude comprender de donde venia parte de mi. Conocí familiares y gente con tanta amabilidad y candidez que parecía que nos conocíamos de toda una vida. Por eso dando un humilde consejo, si tienen la oportunidad de conocer la tierra de sus ancestros por favor háganlo, ¡Nada puede salir mal!

Desde ese momento mi concepto de Galicia y España cambio para siempre.

Tuvimos la oportunidad de volver en el año 2000 y seguir conociendo esta bella tierra, en la que uno podría perderse toda una vida.


Continuando con la historia de este niño uruguayo cuyos abuelos eran gallegos y había conocido la maravillosa tierra de Galicia. El tiempo fue pasando y gracias al sacrificio y guía de mis padres que siempre me llevaron por el camino del estudio y el deporte, a los 23 años me puede recibir de Contador Público.


Comencé a trabajar en la Dirección General Impositiva y la Contaduría General de la Nación, antes de tener la posibilidad de viajar por unos meses, cumpliendo con un sueño de mi vida.


De regreso en Uruguay ingrese a trabajar en la Dirección General de Comercio, dependencia del Ministerio de Economía. Durante 9 años fui director Financiero de esta entidad del Estado. Pero mientras trabajaba allí sentía que algo no me completaba. Tal vez era eso que uno lleva en su ADN, lo que hizo que mi abuelo cruzara el Atlántico en busca de un futuro siguiendo los consejos de su abuelo Valerio (a la postre el nombre de mi hermano).


Podía ser esa fibra con la que mi padre jugo al futbol profesionalmente, que lo llevo a representar a la selección uruguaya en un mundial o la fuerza, tenacidad y visión que siempre tuvo mi madre, de sangre italiana en este caso, ante cualquier obstáculo de la vida.


La zona de confort es un lugar muy peligroso y por ello decidí lanzarme al vacío, renunciar a la actividad pública y comenzar mi propio emprendimiento de tecnología y publicidad.


Hace cuatro años, junto con mi novia Yoshi, el gran pilar de mi vida, y con la ayuda de mis padres, sin quienes no podría ser quien soy, ni estar donde estoy, comenzamos con una aventura llamada Easy Charge. En estos años hemos trabajado con empresas de renombre como Movistar, Pedidos Ya, CUTCSA, Nestle, Asociación Española Primera de Socorros Mutuos, Club Náutico de Carrasco y Punta Gorda, Club de Golf, Defensor Sporting y decenas de establecimientos comerciales, siendo también contactado por empresarios de Brasil, Paraguay y Chile para replicar nuestro modelo de negocio en dichos países.


El ser emprendedor y empresario me ha permitido ser parte de prestigiosas asociaciones y cámaras como lo son AEGU y Cámara Española de Comercio. Teniendo la posibilidad de formar parte del pabellón de España con nuestra empresa en el año 2019.


El año 2020 y la primera mitad del 2021 han sido duros, la pandemia ha golpeado a muchas actividades y el retail en nuestro sector no han sido la excepción, pero la resiliencia es algo que identifica a todos los gallegos y siempre saldremos adelante.


Citando una de las frases más célebres del empresario Henry Ford: “Cuando todo parezca ir en contra tuyo, recuerda que un avión despega con el viento encontra no a favor”

Easy Charge sigue en marcha, en búsqueda de nuevas oportunidades y a su vez hoy en día me encuentro llevando adelante la modernización del negocio familiar: Barraca Punta de Rieles, empresa fundada en 1957. En 2022 se estarán cumpliendo 65 años y esperemos que nos encuentre más fuertes y modernos que nunca, siendo referentes en el rubro.


Así finalizan las páginas escritas hasta el día de hoy en el libro de mi vida. Seguramente en las próximas paginas habrá muchas historias de AEGU y Galicia.



43 visualizaciones