El bonito del norte fresco llega a Galicia

A 8 euros de media por kilo se pagaron 9.200 kilos subastados en Burela y 10.000 en A Coruña, donde Mercadona compró 30.000 de forma directa

Primeros bonitos subastados en la lonja de Burela, adquiridos por Pescados Chavinesa, de Viveiro CHAVINESA

Ya están en mostradores de pescaderías y en cartas de restaurantes los primeros bonitos del norte frescos que han llegado a Galicia. Tres pesqueros gallegos y dos vascos descargaron este 13 de junio en A Coruña y Burela cerca de 50.000 kilos de un pescado azul de temporada que ya les tardaba a muchos consumidores. Sin tasas ni impuestos, los cerca de 20.000 que salieron a subasta se cotizaron a más de 8 euros de media por kilo, con máximos como los 15,20 euros de las mejores piezas en la lonja burelense. A partir de hoy se prevé una regularización paulatina de las descargas y aumentará la oferta, con lo cual los precios se estabilizarán en promedios algo más bajos.


Además de exponerlos en las salas de las lonjas y ofrecerlos al mejor postor en subastas a la baja, los armadores pueden venderlos de forma directa, pero siempre registrándolos en la lonja. El o los compradores se garantizan así el producto, pactando precios con los pescadores, habitualmente tomando como referencia los de la puja abierta a minoristas y mayoristas autorizados. Por la negociación bilateral se decantaron tres de los barcos que descargaron en A Coruña, quedándose la cadena de distribución Mercadona los alrededor de 30.000 kilos que capturaron.


Desde Lonja A Coruña explicaron que los alrededor de 10.000 kilos subastados este lunes se cotizaron a medias que oscilaron entre 8 y 12 de euros. Desembarcaron bonito fresco en O Muro dos pesqueros de Corme, el Moisés Daniel y el Borrasca Primero, uno de Muxía, el Aradon Berria, y otro de Fuenterrabía, el Almirante Berria.


La lonja burelense fue líder el año pasado en bonito fresco, porque de ahí salieron seis de cada diez piezas vendidas en Galicia. Desde Armadores de Burela, su gerente Miguel Neira detalla que los 9.200 kilos alijados este lunes por el barco Koroko, con base en Bermeo, se pagaron a un promedio de 7,65 euros por kilo. Ligeramente inferior a lo esperado, si bien se constató el interés de mayoristas y minoristas por el Thunnus alalunga: «Nótase que hai ganas de bonito», declaró.


Este lunes también llegaron los primeros ejemplares a la lonja asturiana de Gijón, donde dos barcos de Bermeo vendieron cerca de 27.000 kilos que se cotizaron a medias de unos 10 euros por kilo.


Toda una incógnita saber cuándo agotará la flota 17.890 toneladas

Multiplicando la cotización habitual del bonito, la cadena Alimerka erige a Avilés en la lonja que abre la costera con el «campanu del mar». Allí vendió el 1 de junio unos 2.200 kilos el barco de CedeiraSiempre Peco, que obtuvo para los primeros 106 kilos la cifra récord de 369 euros por kilo.


Todo el bonito del norte lo captura la flota española con anzuelo, uno a uno. Gallegos, asturianos, la mayoría de cántabros y parte de los vascos con el método de cacea o curricán, mientras muchos del País Vasco y algunos de Cantabria optan por el cebo vivo. A la cacea se pesca navegando de día a la misma velocidad que los bonitos en esa migración anual para alimentarse que los lleva de las Azores al Cantábrico. Ahora que el gasoil ronda los 90 céntimos por litro, con el descuento de 20 céntimos, la cacea supone un gasto considerable. Aun así, decenas de barcos se han lanzado a por el túnido y otros, los de menor porte, zarparán si se aproxima a la costa.


Otro año más, la campaña arranca con la incógnita de saber cuánto durará. Dependerá de cuándo agote la flota española las 17.890 toneladas que puede pescar. La del 2021 fue la más breve de la historia, acabó el 16 de agosto. Si se repite ese ritmo de capturas, quedarían dos meses para comer bonito fresco.




O Resumo Edición Nº 508 - 17 de Junio de 2022

Fuente: lavozdegalicia.es 14.06.2022

5 visualizaciones