El secreto para preparar el gazpacho perfecto

Además del gazpacho hecho a base de tomate, también hay otras variedades igual de sanas como hacerlo de sandía, remolacha, melón, calabacín e incluso de cereza


El secreto para preparar el gazpacho perfecto - Adobe Stock

Existen tantas formas de hacer gazpachos como personas se animan a prepararlo en casa. Y es que con el gazpacho pasa como con otras recetas tradicionales en nuestro país, que cada familia o persona tiene una manera o receta diferente de hacerlo. En el caso de este plato tan apetecible, especialmente en la temporada cálida del año, le añadirán más de un alimento o menos de otro pero, en general, todas ellas siguen una receta base porque incluyen tomates, pimiento verde, pepino, diente de ajo, cebolleta o cebolla, aceite de oliva, vinagre de vino blanco y sal.


Adriana Oroz, dietista-nutricionista, comenta que el gazpacho es una elaboración que utiliza principalmente alimentos vegetales, de calidad y naturales, «por lo que puede ser una opción muy nutritiva» que aporta un gran contenido en vitaminas y minerales. De hecho, afirma la experta que se recomienda consumir dos raciones de verduras u hortalizas al día, y una de estas raciones debe ser de verduras crudas: «El gazpacho es una buena opción porque al no ser sometido a un proceso térmico (no se cocina con calor), los nutrientes se mantienen y podría corresponder a una ración de vegetales diaria». Además, al tener un alto contenido en agua resulta una buena opción para hidratarse en verano.


«El gazpacho habría que acompañarlo con proteína, así que pescado, huevo o carne son buenas opciones». Adriana Oroz , Dietista-nutricionista


Sin embargo, y pese a que los ingredientes principales del gazpacho son saludables, existen algunas dudas como por ejemplo qué tipo de pan añadir. La nutricionista aconseja priorizar siempre el pan integral, que contenga más del 70% de harina integral. Otra alternativa que comenta es la de añadir al gazpacho como 'toppings' piezas de verdura (cebolla, pepino, pimientos…) picadas en crudo o incluso garbanzos tostados al horno o a la sartén: «Esta última opción gusta mucho, así que si queremos que el plato resulte más ligero aconsejaría moderar los toppings que se le añaden para que no resulte tan calórico».


Con qué combinar el gazpacho

A veces un solo plato de gazpacho ya hace de comida del día, pero la mayoría este alimento es solo un acompañamiento a un plato principal. ¿Pero con qué podríamos combinarlo? La nutricionista Adriana Oroz ( @adristylelife) explica que dado que el gazpacho correspondería con la mitad del plato o la mitad de la comida que se recomienda que sea de vegetales para que estas sean equilibradas y completas.


«Faltaría completar y acompañarlo con un segundo plato de proteína como pescado, huevo, carne, marisco o legumbre acompañado de una guarnición de hidratos de carbono completos (patata, arroz, pasta o pan integral…)», dice, por lo que puedes hacer un gazpacho con un segundo de pescado o carne al horno o a la plancha con patatas o incluso en el mismo gazpacho añadir picatostes de pan integral o garbanzos tostados y huevo cocido y ya tener un plato único.


Así sería la receta perfecta para hacer un gazpacho saludable:

- 1 kg de tomates maduros.

- ½ pimiento verde.

- 1 pepino pequeño.

- 1 diente de ajo.

- 1 cebolleta o ½ cebolla.

- 2 cucharadas de aceite de oliva.

- De 3 a 6 cucharadas de vinagre de vino blanco (al gusto).

- Sal.


Lava y trocea las verduras y ponlas en el vaso de la batidora. Bátelo hasta conseguir una textura fina. Añade la sal, el aceite de oliva y el vinagre hasta ajustar a tu gusto. Si quieres conseguir una textura fina sin las pepitas de tomate puedes pasarlo por el pasapuré. Consérvalo en la nevera y sírvelo una vez esté frío.


Gazpacho en el super

Si lo de hacer tu propio gazpacho no te convence porque no tienes tiempo y prefieres comprarlo, hay una serie de pautas para que añadas en el carrito de la compra el más sano... Según Adriana Oroz, debemos tener en cuenta la receta original del gazpacho y buscar que el que compramos «contenga los mismos ingredientes y en una proporción adecuada». Es decir, la nutricionista recomienda mirar la lista de ingredientes, ver el orden en el que aparecen eso ingredientes, ya que el orden en el que aparecen es la colocación en la que se encuentran integrados en el producto. «El primero es el mayoritario, y el objetivo es que en los primeros puestos no esté el aceite, sino que esté el agua y las verduras con las que se prepara el gazpacho para asegurar que sigue la 'receta tradicional'», comenta. Entre sus últimos ingredientes, tal como cuenta, debería estar el aceite, priorizando el de oliva virgen, vinagre y sal: «El hecho de que el aceite no esté en sus primeros ingredientes hará que el gazpacho sea más ligero y no tan calórico», concluye.


«El gazpacho es una buena opción porque al no ser sometido a un proceso térmico, los nutrientes se mantienen y podría corresponder a una ración de vegetales diaria». Adriana Oroz , Dietista-nutricionista


Recuerda que además del gazpacho hecho a base de tomate, también hay otras variedades igual de sanas. Por ejemplo, podemos encontrar o hacer gazpacho de sandía, remolacha, melón, calabacín e incluso de cereza. Indica Adriana Oroz que todos ellos pueden mantener la receta tradicional de gazpacho y añadir como ingrediente la fruta y verdura correspondiente. «En este caso, su sabor resultará más dulce, a excepción del de calabacín», asegura.




O Resumo Edición Nº 461 - 28 de Mayo de 2021

Fuente: abc.es 23.05.2021

5 vistas