top of page

España supera por primera en la historia los 21 millones de cotizantes

Gracias al tirón de Semana Santa, Galicia registró su mejor mes de marzo, con menos de 130.000 parados, y creó una media de 212 empleos al día




Marzo ha sido un mes de récord, y no solo por la intensidad de la lluvia que cayó en Semana, sino porque —precisamente por el tirón de las vacaciones de Pascua— el mercado laboral superó por primera vez en la historia los 21 millones de ocupados. Eso sí, lo hizo un único día: el lunes 25 de marzo, cuando la Seguridad Social registró 21.002.386 cotizantes. La cifra no se pudo mantener, ya que el mes cerró con 20,9 millones de afiliados medios, pero el Ministerio de Seguridad Social destacó que los datos desestacionalizados sí se sitúan por encima de la barrera de los 21 millones.


En cualquier caso, el tercer mes del año ha sido más que positivo en términos de empleo, ya que España creó casi 200.000 puestos de trabajo, lo que lo convierte en el segundo mejor dato de la historia, también a notable distancia de los 150.000 empleos que, de media, se creaban entre el 2017 y el 2019.


El mismo brío exhibió el mercado laboral gallego, que en marzo creó una media de 212 nuevos empleos diarios (6.577 en total), que suponen un 0,62 % más que en febrero y un 1,73 % más que hace un año, lo que supone 18.064 nuevos cotizantes en doce meses. De este modo, la comunidad cerró el mes con la mayor cifra global de afiliados registrada en un mes de marzo desde el 2008: 1.061.595 personas.


Brecha con la bajada del paro


Paralelamente, también se redujo el número de personas inscritas como demandantes de empleo, pero esa rebaja fue sensiblemente menor al tirón experimentado por las afiliaciones a la Seguridad Social, una brecha que se explica, además de por el aumento de la población activa, por los trabajadores fijos discontinuos, una figura que ha cobrado una importancia exponencial a raíz de la reforma laboral. Su vuelta al trabajo por Semana Santa, que preludia el arranque de la campaña de verano, explican la fuerte creación de empleo con menor bajada del paro, puesto que vuelven a sus puestos y engordan la cifra de cotizantes, pero no reducen la del paro registrado, al no computar en esa estadística mientras están inactivos.


Así las cosas, el paro descendió en marzo en el conjunto del país en 33.405 personas respecto al mes anterior (-1,21 %), mientras que comparado con hace un año la caída del desempleo fue superior a las 135.000 personas (-4,73 %), lo que dejó el número de parados en unos pertinaces 2,7 millones.


Cabe destacar que, en términos desestacionalizados, el desempleo se incrementó en 11.900 personas en España, lo que confirma la tendencia de que el mercado laboral, pese a continuar en positivo, está perdiendo tracción. No en vano, el dato del mes pasado ha sido el peor tercer marzo de la década.


En lo que respecta a Galicia, el mes se cerró con 129.011 trabajadores desempleados. «Nunca antes a cifra de paro foi tan baixa nun mes de marzo», destacó desde la Xunta la conselleira en funciones de Promoción do Emprego e Igualdade, Elena Rivo. El número supone 1.572 trabajadores parados menos que en febrero (-1,2 %, en línea con la bajada nacional) y 12.836 menos que en marzo del 2023 (-9,05 %, el doble de bajada que en España).


La comunidad fue, de hecho, la cuarta con el mayor descenso relativo interanual del paro, que se redujo en las cuatro provincias, en las siete grandes ciudades y en todos los sectores de actividad. Asimismo, tanto para las mujeres como para los menores de 30 años los datos de desempleo son los menores desde que hay registros. En el caso de ellas, están a punto de superar los diez millones de cotizantes en España, la mayor cifra de la historia.


Por su parte, el colectivo de autónomos se recuperó en marzo del bache con el que comenzó el año. Galicia sumó 581 nuevos emprendedores, mientras que el RETA acumuló casi 15.500 nuevos cotizantes en España.


Contratación «precaria»


Los sindicatos, por su parte, han puesto en acento en que, a pesar de los datos positivos que ha propiciado la reforma laboral —pensada para impulsar el empleo indefinido y contener la temporalidad—, la estacionalidad que marca el empleo vinculado al turismo y los servicios hace que la contratación siga siendo «precaria», con una caída de los indefinidos.


Yolanda Díaz: «Los datos del mercado laboral son los mejores en décadas, pero no nos conformamos»


La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha destacado este martes que los datos del mercado laboral del mes de marzo son «los mejores en décadas», con casi 21 millones de afiliados a la Seguridad Social y 2,7 millones de desempleados, la menor cifra en este mes desde 2008.

En una valoración de los datos de paro y afiliación de marzo remitida a los medios de comunicación Díaz ha afirmado que «España hace historia» al alcanzar los 20,9 millones de afiliados a la Seguridad Social, en contraste con los 19,2 millones de ocupados existentes cuando Pedro Sánchez llegó al Gobierno.


«Nosotros queríamos llegar a los 20 millones y hoy tenemos 20,9 millones de personas afiliadas. El mejor mes desde que hay registros. De estos casi 21 millones de personas trabajando, 9,9 millones son mujeres, con un incremento de 300.000 en el último año, un récord histórico para la creación de empleo en nuestro país», ha resaltado Díaz.

Sobre los datos de desempleo, que muestran un descenso en marzo de 33.400 personas, hasta un total de 2,7 millones de parados, Díaz ha hecho hincapié en el retroceso del paro juvenil, que ha situado el número de jóvenes en desempleo en mínimos históricos para un mes de marzo.


Además, la vicepresidenta segunda ha puesto de relieve «los buenos datos de contratación que deja la reforma laboral», pues el mes pasado, de todos los contratos suscritos, el 44,9% fueron indefinidos, cifra que antes de la reforma rondaba el 10%.

«Los datos del mercado de trabajo en nuestro país son los mejores en décadas, pero en este Gobierno no nos conformamos. Mientras haya una sola persona que quiera trabajar en nuestro país y no pueda hacerlo, no vamos a parar. Al contrario de lo que muchos pensaban, hemos venido demostrando que mejorar los derechos de los trabajadores es lo más importante. Mejorar los derechos de las personas trabajadoras en España consigue aumentar el empleo e impulsa la economía. Aún nos queda mucho por hacer, pero estos años nos han demostrado cuál es el camino. Vamos a más», ha concluido Díaz.


Trabajo se compromete a encarecer el despido para adaptar las indemnizaciones a lo que exige Europa


El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, aprovechó ayer la rueda de prensa mensual sobre el paro para confirmar que el Ministerio de Trabajo ha recibido la resolución del Comité Europeo de Derechos Sociales (CEDS) que considera que el sistema indemnizatorio por despido que se aplica en España —con una compensación económica tasada— choca con la normativa comunitaria, ya que, como denunció UGT ante Estrasburgo, ni resulta disuasoria para que los empresarios no despidan, ni tampoco protege adecuadamente a los trabajadores afectados, pues no tiene en cuenta todas sus circunstancias específicas.


Este tirón de orejas, sumado a que la resolución del organismo es vinculante, hace que el Ejecutivo piense modificar la ley para adecuarla a la legislación europea. Asi lo avanzó Pérez Rey, dejando la puerta abierta a incrementar la cuantía de la indemnización, que actualmente es de 33 días por año trabajado con un límite de 24 mensualidades para los despidos improcedentes.


Sin embargo, el número dos de Yolanda Díaz en el ministerio no dio más pistas sobre el contenido de la resolución recibida, de la que dijo no recordar cuándo había llegado. Defendió su silencio escudándose en que el fallo no puede hacerse público «hasta que el Comité de Ministros del Consejo de Europa emita su oportuna recomendación, que se espera entre junio y julio, aproximadamente dentro de unos cuatro meses».


Pérez Rey no indicó, sin embargo, que aunque es cierto que es el Consejo de Europa quien debe autorizar hacer pública la resolución, no lo es menos que el Gobierno puede pedir cuando quiera que levante el embargo, sin tener que esperar a que expire el plazo de cuatro meses, que vence el 29 de julio.


El cambio de la normativa es una patata caliente para el Ejecutivo, tanto que, pese a tener pactado entre los socios de Gobierno abordarlo en esta legislatura, ante el CEDS alegaron en contra, defendiendo que el sistema indemnizatorio español se ajustaba al derecho comunitario.


O Resumo Semanal - Edición Nº 590 - 4 de abril

Fuente: lavozdegalicia.es 2.04.2024

21 visualizaciones

Opmerkingen


bottom of page