top of page

Galicia movió en el último año más de 1.100 millones en fusiones y compras

La venta del gigante pizarrero Cupa a un fondo canadiense fue la de mayor envergadura

Galicia registró en los últimos doce meses un total de 66 transacciones corporativas (fusiones y adquisiciones), que, solo teniendo en cuenta aquellas cuyo importe se hizo público, movieron más de 1.106 millones de euros. La de mayor envergadura fue la venta el pasado mes de enero del Grupo Cupa a Brookfield por 900 millones de euros. Con esas cifras sobre la mesa, el 2022 se convierte en el año de mayor valor de transacciones completadas en la comunidad desde el 2016. Son datos recabados por Deloitte, que hace unos días reunió en Santiago a los 45 socios de la firma en España que se dedican al asesoramiento en fusiones y adquisiciones (M&A, por sus siglas en inglés).


Galicia es la sexta comunidad a por número de operaciones corporativas en este ejercicio, por detrás de Madrid, Cataluña, Valencia, Andalucía y el País Vasco.


¿A qué se debe ese importante volumen de transacciones? Se enmarca en una tendencia global que tiene en el M&A una clara vía para la transformación empresarial que exige el complejo entorno económico actual. Una tendencia esta con ciertas peculiaridades propias en Galicia, por tratarse de una economía fuertemente atomizada, con predominio de la empresa familiar, lo que ofrece mayor recorrido para una consolidación que derive en empresas de mayor tamaño, más eficientes, productivas y competitivas.


«En Galicia tenemos ejemplos de compañías internacionales con mucho tamaño, pero también empresas familiares que necesitan impulsar su crecimiento para competir», señala José María Varela, socio responsable en Galicia de Financial Advisory de Deloitte. Es relevante el incremento de transacciones con fondos de capital riesgo (private equity) en los últimos cinco años, una tendencia que desde la firma creen que se acelerará en el futuro por la necesidad de concentración del tejido empresarial gallego. Esos fondos que llegan son protagonistas de las transacciones de mayor envergadura, pero están cada vez más presentes en compañías de tamaño medio, tanto en operaciones de toma de control como de entrada en el capital con participaciones minoritarias.


Portobello es el que más operaciones ha formalizado en Galicia en los últimos años, y quien tiene más participadas en cartera;Nexxus, por su parte, cerró en abril la compra de la lalinense Aerocámaras.


Enrique Gutiérrez, socio director de Financial Advisory de Deloitte, y José María Varela, socio responsable de la misma división en Galicia. Sandra Alonso

Enrique Gutiérrez, socio director de Financial Advisory de Deloitte, considera que «sin duda Galicia tiene potencial para seguir captando inversiones, con sectores muy atractivos». Destaca el de alimentación, en especial las operaciones en pesca, así como construcción, automoción y energía.


En el top de movimientos entre el 2016 y el 2022 se movilizaron 1.393 millones en operaciones corporativas en consumo y distribución, 1.297 en industria y 476 en transporte, hostelería y servicios. Los mayores inversores en estos últimos siete años proceden de Canadá, con 900 millones (por la compra de Cupa), Estados Unidos, con 730, y China, con 211.


Inversión gallega en el exterior

Deloitte analiza también el protagonismo de empresas gallegas en el mercado global de M&A: el actual ejercicio supone su año récord de inversión en el extranjero, con ocho operaciones que alcanzan los 1.967 millones de euros. Desde el año 2016 hasta la fecha, se superan los 5.700 millones, con el sector inmobiliario como principal protagonista de esas operaciones, al sumar 5.263 millones. Los tres principales destinos de esos fondos gallegos fueron Estados Unidos (2.884 millones), Reino Unido (1.107) y Canadá (804).




O Resumo Semanal - Edición Nº 528 - 4 de Noviembre

Fuente: lavozdegalicia.es 31.10.2022

6 visualizaciones

Commentaires


bottom of page