Ideas gallegas y sostenibles que asombran al mundo

El emprendimiento empresarial y el rendimiento económico no están reñidos con la defensa del medio ambiente. Ellos lo han conseguido

Emilio Froján, de Velca; el equipo de Tickephant; Cristina Vázquez, de Teimas; Alejo Calatayud, de Revertia y Manuel Calvo, de Unayta

Sus ideas no encajaban con el concepto de rendimiento económico clásico, pero ellos no tenían dudas. Estos gallegos trabajan en el mundo de la movilidad eléctrica, la gestión de residuos o a la reducción en el uso de papel. Para ellos, sostenible siempre fue una cuestión de presente.


Velca, la reina de las motos


Con experiencia en el mundo de la movilidad sostenible en Europa, Emilio Froján y su equipo han asentado a Velca como el referente de las motos eléctricas en España. Hace poco levantaban una ronda de capital de 750.000 en tiempo récord. «Hemos lanzado un cuarto modelo que producimos totalmente en España. El chasis, la pata de cabra y el caballete vienen de Galicia». A esto le han sumado sus proyecto de expansión. «Estamos en 17 puntos de venta en España», dice Froján, natural de Caldas, sobre una empresa que sigue triunfando con la venta online. Velca le pone al usuario la moto en casa.

«Hemos firmado un acuerdo con un proveedor en Portugal para lanzar las motos allí en junio. También estamos homologando los vehículos en Estados Unidos». Sus motos van de los 2.500 a los 5.200 euros. «La última moto ya alcanza los 94 kilómetros por hora y tiene una autonomía de cien». Desde abril son además la marca líder en matriculación de ciclomotores eléctricos. «Estamos vendiendo en torno a 25 motos al mes». Todo esto cuando se cumple un año desde que comenzaron las ventas. Velca ha puesto ya en la calle 270 vehículos. «Queremos crear la máxima industria posible en España.

Producimos tres modelos en China, pero ya tenemos el centro de ensamblaje aquí». Sus modelos, con batería extraíble que se puede cargar en cualquier enchufe, conquistan a clientes, de entre 35 y 45 años que viven en las ciudades. «Y no solo eso, Galicia es una de las comunidades donde más vendemos. Desde el 2016 al 2020, el número de matriculaciones de motos eléctricas ha aumentado un 790 %». Ahora ultiman una nueva ronda de inversión: 2,1 millones para seguir la expansión y lanzar otro modelo español. Una ronda que arrancaba el 28 de mayo y en la que sumaban casi 1,3 millones en solo ocho horas. «No descartamos trasladar el centro productivo a Galicia», explica Froján, feliz después de que Velca fuese reconocida hace solo unos días durante la LaconNetwork, la gran feria de las startups gallegas. Y es que el panel de inversores seleccionó a esta joven empresa como una de las ganadoras.


Revertia, nueva vida a los aparatos


Revertia cumple 11 años con cifras imponentes en la reutilización y revalorización de recursos. En el 2020 gestionaron 650 toneladas de residuos, un 32 % más que el año anterior, en un momento en el que aumentó la reutilización de dispositivos informáticos y electrónicos, que representan el 35 % de su volumen. «Podemos destacar que se han ahorrado 835 toneladas de emisiones de CO2, que es el equivalente al consumo energético de 123 hogares al año», explica Alejo Catalayud. Lo suyo son los ordenadores o las tablets, pero ven ya nuevos caminos. «Estamos estudiando la viabilidad de nuevas categorías de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos. Hemos lanzado Reverse, con el que ofrecemos una gestión integral de todos los residuos que genera una organización aplicando el modelo de residuo cero». Ellos ven cada día cómo todo esto ya es considerado por las empresas un «asunto estratégico» y que «las pymes no pueden permanecer ajenas»: «la transición hacia una economía verde y baja en carbono es el último camino viable y sostenible, no solo para recuperarnos de esta crisis, sino para nuestra propia supervivencia como especie», dicen desde Revertia, que sabe lo que es formar parte de importantes proyectos europeos y nacionales. «Muchos de los dispositivos que nos llegan han durado muy poco en manos de su primer propietario y todavía tienen una vida útil más larga», aseguran.


Tickephant, adiós a los recibos


Trabajan desde Nigrán sabiendo que el comercio de proximidad y sus clientes han elevado el nivel en cuanto a la digitalización. Tickephant elimina el ticket en papel, como uno de los servicios que ofrece su herramienta. «Era más que obvio que es algo innecesario. Es absurdo que lo sigamos usando sabiendo la connotación que tiene sobre la sostenibilidad y nuestra salud», dice Emanuele Ricciotti. Aunque empezaron por la hostelería, con su herramienta, cualquier establecimiento puede enviar los recibos de compra al móvil del cliente. Se elimina el papel en las transacciones y los usuarios pueden tener controlados sus gastos y justificantes. Pero hay más. La hostelería tiene a su servicio la carta digital o la reserva de mesas. El sector servicios puede gestionar sus citas y las tiendas tienen un ecommerce con sincronización de stock. «Además, lanzamos la iniciativa ‘Ningún comercio sin ticket digital’ para reducir los contactos en tiempos de covid. Les quisimos acercar la digitalización de forma gratuita». Los clientes solo tienen que usar su móvil para acceder a estos servicios. «El comerciante solía fidelizar al cliente con el contacto personal y les cuesta cambiar el chip y usar herramientas para atraer a más gente. La potencialidad de las ofertas de cercanía y personalizadas es lo que menos están aprovechando. La parte más valorada es la web sincronizada con el sistema de gestión. Hay pocos sistemas que permitan el control del stock, hacer recibos o cobrar en tienda», sentencia.


Unayta, del papeleo al digital


Sus clientes tiene claro que al papeleo le queda poco tiempo. La pandemia ha reforzado además esta idea. «Nuestros servicios conforman un proceso integral de digitalización». Uno de sus proyectos más ambiciosos lo han desarrollado con el Concello de Vigo. La administración se pasa a la tecnología. «Implica la realización de tareas de descripción, catalogación, y digitalización del archivo municipal. Así, se da salida a través de la ‘e-administración’ a la información que el ayuntamiento decida transmitir. Se busca también facilitar el acceso a los ciudadanos a los fondos documentales», dice Brais Moares, desde esta firma de O Milladoiro que cree que las nuevas tecnologías solo ofrecen elementos a favor: «El beneficio económico, el aumento de eficiencia y el ahorro de la digitalización está demostrado, pero el beneficio ecológico es incalculable». Su catálogo es innumerable: trabajan en la firma en movilidad que permite rubricar documentos desde cualquier lugar, la firma biométrica o la monitorización de captura de datos de facturas y albaranes.


Teimas, software y residuos


Son una de las grandes referencias del sector en Galicia con dos grandes productos dirigidos a diferentes actores dentro de la cadena de valor del recurso-residuo cero. Fueron por delante del Green Deal Europeo. «Zero es la solución software dirigida a la gran empresa. Trabajamos con diez multinacionales. Teixo, dirigido a gestores, agentes y negociantes de residuos, es una solución con la que trabajan más de 500 centros», explica Cristina Vázquez, socia de esta compañía compostelana. Ellos llevan 17 años poniendo la tecnología al servicio de la sostenibilidad. «El año pasado fue complicado. Nos dirigimos a la gran corporación y muchas de ellas cerraron el presupuesto antes del tercer trimestre. Mejoramos del producto y contacto comercial y ha dado sus frutos. Las perspectivas de Zero son buenas a nivel nacional e internacional. Además, iniciamos el proyecto Cadena, de trazabilidad de residuos mediante blockchain, en colaboración con Telefónica, algo que supondrá un antes y un después en el control de la trazabilidad del residuo».




O Resumo Edición Nº 463 - 11 de Junio de 2021

Fuente: lavozdegalicia.es 5.06.2021

7 vistas