top of page

Internet de las cosas, otra opción para impulsar la digitalización de Galicia

El sector primario, los incendios o las «Smart Home», entre sus aplicaciones

Ver video:


Vivimos interconectados. La realidad es cristalina en el ámbito tecnológico. Lo confirma el elevadísimo porcentaje de la población mundial que vive conectada a internet. En los últimos años, el número de dispositivos que operan a través de la red se ha multiplicado. Y las previsiones más moderadas estiman que en el 2025 se alcanzará la cifra de los 41.600 millones de dispositivos enlazados.


Sobre el concepto de las redes IoT (Internet de las cosas) y sobre sus múltiples aplicaciones hablaron esta semana en un encuentro organizado por La Voz, en colaboración con la Axencia para a Modernización Tecnolóxica de Galicia (Amtega), la directora gerente de Retegal, Pilar Chapela; el director de R, Alfredo Ramos; el CEO de Egatel, Francisco Valdés, y el profesor de la Escuela de Ingeniería de Telecomunicación de la Universidade de Vigo, Felipe Gil. Pero ¿de qué hablamos al referirnos a las soluciones IoT? Gil arrojó luz sobre el concepto al explicar que se «trata de dotar de conectividade de internet a todo tipo de dispositivos. E hoxe en día aprovéitase o feito de que se expandiu moito e temos conectividade en moitísimos lados». Así, en la actualidad, «dotamos a calquera pequeno dispositivo da capacidade de conectarse directamente a internet e xa temos a capacidade de coller información». ¿El resultado? Tras capturar y procesar esos datos llega la toma de decisiones sobre cada uno de los entornos y ámbitos de actuación.


Conocedora de sus enormes posibilidades, la Administración tiene en las redes IoT una gran aliada. Así lo confirmó Chapela al referirse a los dos programas piloto en los que trabaja la Amtega. Uno de ellos destinado a mejorar el sistema de prevención de incendios con la instalación de sensores de caudal de aforo en los depósitos de agua a los que acuden los helicópteros en caso de incendio. De ese modo, «la consellería —apuntó— tendrá la información necesaria para gestionar de manera eficiente el proceso». El proyecto también incluye el geoposicionamiento de activos claves, entre ellos, los brigadistas que participan en las extinciones.


Sector primario

En lo relativo al plan vinculado al sector ganadero, Chapela avanzó que está centrado en la sensorización de las explotaciones y que servirá para «geoposicionar y controlar parámetros biométricos de ganadería». Como ejemplos prácticos citó «saber cuando una vaca está en celo, durmiendo o pastando, además de tenerla localizada».


El director de R, Alfredo Ramos, aprovechó una de sus intervenciones para presentar a Sandra, una autómata que vela por «la calidad del servicio de nuestros clientes porque, antes de que haya un problema, es capaz de intervenir». Lo hace cambiando de canal si hay interferencias en la wifi u ofreciendo indicaciones a un técnico que acude a una incidencia. La localización de los mayores a través de una pulsera o la sensorización de la puerta de acceso a la vivienda o de otros elementos como las neveras son otras de las aplicaciones implementadas por la compañía.


Al igual que R, Egatel lleva años trabajando en proyectos de loT «y cada mes descubrimos una aplicación nueva», reconoció su CEO. En el ámbito internacional, la empresa trabaja en soluciones aplicadas directamente a explotaciones agrícolas con el fin de controlar, través de sensores, las condiciones del suelo, la humedad o los compuestos orgánicos. «Con esos datos se ofrecen recomendaciones al agricultor para que las cosechas sean lo más optimas». En EE.UU., Egatel ha sensorizado gasoductos y oleoductos para «determinar en qué puntos puede existir una fuga o establecer una alerta y así enviar a personal de forma inmediata». En la actualidad, con la UNED como cliente, «hemos sensorizado todo el campus de Madrid, desplegando sensores de temperatura, humedad y presencia» con el objetivo de ahorrar costes. «La última información que tenemos —añadió Valdés— es que han conseguido un ahorro de un 30 %, alcanzando picos del 45 %».


A la hora de analizar cómo evolucionarán los servicios inteligentes en el futuro, el profesor Gil se mostró convencido de que «estamos nos inicios desta tecnoloxía. Espero que en poucos anos medre aínda máis, poidamos sensorizar case todo a baixo prezo e que iso permita optimizar e tomar boas decisións en ámbitos como o da eficiencia enerxética».


Chapela abundó en sus palabras al afirmar que «el desarrollo de las redes IoT va a ser fundamental. La información que nos va a aportar va a ser clave para poder definir nuevos servicios y estrategias para la ciudadanía».




O Resumo Semanal - Edición Nº 532 - 2 de Diciembre

Fuente: lavozdegalicia.es 1.12.2022


8 visualizaciones

Commenti


bottom of page