JOSÉ BELLO GONZÁLEZ

DIRECTOR DE PROSEGUR SEGURIDAD: “Un producto original armado en el extranjero”


Solo unos pocos minutos de charla telefónica le tomó a Patricia convencerme para que escriba unas líneas.  Todo arranco por el polímata de Enrique Iglesias y su reciente conferencia en el CCE….seguramente todos los que participamos recibimos una dosis de optimismo, ya sea por el estudio presentado y sus proyecciones o por la jovialidad del disertante.

Nada más interesante que historia de migrantes, la de los Iglesias/Garcia la escuche en varias ocasiones, naturalmente tiene puntos en común con nuestros padres, tíos, hermanos o amigos. Lo que de manera u otra nos une y nos genera ese hermoso sentimiento de pertenencia. Descubrir y aprender del “joven” Iglesias es sencillo y creo que el mejor aporte que podemos hacer a sus disertaciones es el respetuoso silencio, seguro que si se escucha con atención se aprenderá algo nuevo. Esto obviamente no significa dejarse seducir por su prédica asturiana; por más que intente llevarme a estudiar el Reino Suevo, el Reino de Galicia del siglo X y/o quienes eran los hijos de Alfonso… Enrique Iglesias como el mismo se confiesa es Español y Uruguayo*. Ambos países orgullosos del ser humano, del político; del economista, del etc. etc.; etc. De alguna manera haberlo escuchado me llevo a preguntarme si yo era más Gallego que Uruguayo. Me sentí cómodo con la idea de ser un producto original armado en el extranjero.

Mis padres se conocieron en forma casual, aquí en Uruguay, ambos cruzaron el Océano y la mayoría de edad (18 años) en forma simultánea. Aun hoy me cuesta imaginarlos, imaginar el proceso del reclamo que hicieron sus hermanos. Aquellos años 50¨ donde Uruguay recibió a miles de Españoles y más del 60% eran de Galicia, la tierra de mis padres.

Crecí escuchándolos hablar con profundo cariño de su tierra y echarse bromas entre ellos acerca de sus pueblos de origen. Pero sin olvidar nunca que nadie ama a su patria por ser la más grande, la más rica o la más avanzada, sino porque es la suya. La patria de mi madre es Cortegada de baños y Cañón, cerca de Celanova, la de mi padre, ambos Ourensanos, Españoles de cabo a rabo.

Esa práctica de hacerse bromas también se trasladaba a su círculo de familiares y paisanos amigos. No era raro ver como jugando a las cartas viajaban inconscientemente a sus raíces y no pocas veces terminaron todos falando galego.

A mis 21 años viaje a España, fui a Galicia; reconocí olores, comidas, lugares de los que ya había escuchado , conocí gente de la que me habían hablado, entendí bastante más, viví la tierra de mis ancestros, hable con personas que terminaron de completar historias, me maraville frente a los hórreos, conocí la casa de mi padre, con establo en el sub-suelo, pero por sobre todas las cosas…. me sentí en casa. Comí y bebí para no ofender …..y todos quienes pasaron esa experiencia saben de qué hablo.

Hoy a mis 56 años, agradezco aun disfrutar de recibir algún rezongo particularmente de Lucila, Manuel sigue apelando a su mensajera para que yo me entere. Recordándome que de los gustos que merecen palos….mejor no probarlos, entre otra gran cantidad de sabios consejos. Ellos me educaron en el respeto y con un profundo amor al trabajo (demasiado). Hoy retirados siguen de alguna manera enseñándome el camino de la vida, esa vida que ellos llevan más de 50 años recorriéndola juntos. Trabaje con ellos muchos años, algunos particularmente difíciles. Luego y de alguna manera me ayudaron a buscar mi camino. Así fue que comencé mi peregrinaje laboral, ingrese por el año 1986 a trabajar en la Embajada de Estados Unidos en Montevideo. En la Embajada y por más de una década, me dejaron aprender, también me enseñaron y gracias a ese trabajo, viaje a diferentes países, conocí, gente y lugares que enriquecieron mi vida personal y profesional, experiencias y personas que nunca olvidaré.

Finalmente y con más de 33 abriles, encontré con quien quería compartir mi camino y aunque Claudia con fundadas razones se resistió, como buen gallego testarudo logre convencerla*(n2). Ella, entre otras muchas cosas, me ordeno, me hizo mejor persona y de nuestra pareja nacieron Sofia y Lucia. Felices los cuatro ….viajamos orgullosos con nuestro pasaporte Español de la CEE. Casado con Claudia y flia…. aprendí más de cerca tradiciones vascas, como obviar a su abuelo Don Jose Areso (El abuelo Chulo) quien me esperaba los domingos para tomar una copita.*(n3) Sus cuentos de la llegada a Uruguay; solo, con 16 años, de su hogar de acogida, la granja Mendizabal; de su hermano Cura, mientras la abuela Elena se encargaba de racionalizar y poner límite a nuestros intentos de botellón.

Corría el año 97, pasábamos nuestras vacaciones cerca de Piriapolis, aun sin hijos. Me llegó una oferta laboral de la empresa de remates Christies de Londres para organizar la seguridad de una muestra de joyas en Punta del Este. Uno de los patrocinantes era el Banco Comercial, lugar donde finalmente termine trabajando otra década y pico más…. Pocos años después, se produjo uno de los momentos más difícil que hubo en la plaza financiera de Uruguay y en la región, de todas maneras logre mantener mi fuente laboral y también conocer las mejores (y de las otras) reacciones de las personas en los peores circunstancias económico/financieras/laborales del país……

Paso la tormenta y en el 2009 se me presenta una nueva oportunidad de trabajo en una de las zonas francas del país, era difícil dejar la seguridad del Banco después de todo lo que habíamos pasado. Evalué con mi Sra. Claudia y algunos referentes personales la posibilidad de cambiar nuevamente de trabajo. Una de las personas que consulte desconocía me predisposición a cambiar de trabajo y me ofreció la posibilidad de incorporarme a la plantilla de Prosegur, mejorando la propuesta recibida. Naturalmente por mi actividad en el Banco conocía a personas que trabajaban en dicha empresa y era sencillo encontrar con quien consultar.

Uno de ellos es Don Celestino Duarte, con quien mantuvimos una conversación en un bar de Tres Cruces, charla que nunca olvidaré, me dijo porque tenía que aceptar, gracias Tino, gracias siempre por estar y además por invitarme a pertenecer a esta asociación. Así que en a mediados del año 2009; ingrese a Prosegur; y desde hace un par de años soy parte de la Dirección de la Empresa en Uruguay. Agradezco cada día por todo lo recibido, mantengo mi entusiasmo para seguir aprendiendo y disfrutando de la maravillosa vida que me ha tocado. Hasta pronto y buen camino……

Jose M. Bello.

Notas del autor - * Iglesias dijo ser en parte Gallego en la conferencia….. Galego….Galego no!!!! * n2 - Existe más de una versión sobre este punto. *n3 - Nada más real que la peli, 8 apellidos vascos – sugerencia para quien no la vio.



O Resumo Edición Nº 318 - 27 de Abril de 2018

0 vistas

Tel.: +(598) 2915 33 46

Misiones 1475 of. 104, 11000, Montevideo, Uruguay

  • Blanca Facebook Icono