La cadena uruguaya El Viajero Hostels llega a México y va a más en América

La empresa abrirá tres alojamientos en ese mercado mientras proyecta ingresar a nuevos destinos como Miami y Perú


Lavagna. La difícil situación del turismo en Uruguay hace evaluar a la empresa la continuidad del negocio en el país, explicó. (Foto: Archivo El País)

La industria del turismo vive su mayor cataclismo por la pandemia de coronavirus, pero aun en este panorama adverso la cadena uruguaya de hostels El Viajero avanza en su expansión. La marca desembarcará en México con la apertura de tres alojamientos, confirmó su fundador y CEO, Federico Lavagna.


En mayo abrirá un hostel en la localidad de Sayulita, en la Riviera Nayarit (sobre la costa del Pacífico), que contará con 90 camas pero con posibilidad de ampliarse a 150. Un mes después inaugurará otro en Ciudad de México, cerca de la Plaza de la Constitución (conocida como el Zócalo), con capacidad para recibir entre 220 y 250 huéspedes. Un tercero, para 260 personas, funcionará desde enero de 2022 en Tulum, en la Riviera Maya.


El ingreso a México significa un paso adelante para la cadena uruguaya. El Viajero posee 1.500 camas entre sus 12 propiedades distribuidas entre Uruguay, Argentina y Colombia. «Pretendemos triplicar la cantidad de camas duplicando la cantidad de propiedades. Esto es, llegar a unos 25 hostels y unas 5.000 camas», anticipó Lavagna, y agregó que las aperturas apuntan a hostels con unos 200 cupos en promedio.


El Viajero tiene 12 propiedades y unas 1.500 camas entre sus locaciones en Uruguay, Argentina y Colombia. El plan es crecer a 25 propiedades y 5.000 camas.

La meta de la compañía pasa por seguir creciendo en México (la idea es contar en un par de años con ocho hostels) pero también llegar a nuevos destinos como Miami (ya hay negociaciones por un espacio de 230 plazas en South Beach). El desembarco en México y la eventual apertura en Miami suponen una inversión de US$ 2,5 millones para la puesta a punto de los locales (El Viajero alquila los inmuebles con opción a compra). Perú es un destino atractivo, pero avanzar allí dependerá de la situación sanitaria, la reapertura de fronteras y la conectividad aérea.


Esta etapa de crecimiento tomó impulso luego de que en 2018 ingresara el Grupo Pegasus como accionista mayoritario. De todos modos, «somos la única cadena hotelera uruguaya internacional», resaltó Lavagna.


Las aperturas en México y el desembarco en Miami acarrean una inversión de US$ 2,5 millones

Mal año para el turismo

En 2020, la pandemia obligó a la compañía a poner en pausa su plan de instalarse en México. Debió reducir un tercio de su personal, cerrar la mayoría de sus propiedades por unos meses, transformar algunas de ellas en coliving y volcar fondos pensados para abrir sucursales a su subsistencia. En septiembre y octubre comenzó a reactivar su negocio.


Para Lavagna, la recuperación del sector será «muy lenta». «El 2021 será un año muy malo para el turismo», si bien cada país y región tendrá matices en la reactivación, opinó. De hecho, la apuesta de El Viajero a México y Miami se apoya no solo en el atractivo de esas plazas sino en la apertura de esos destinos a la llegada de turismo extranjero.


En cambio, los cierres de fronteras, la debacle sanitaria en Brasil y la crisis económica en Argentina configuran un combo que hace evaluar la continuidad del negocio de El Viajero en Uruguay.


«Creo que vale la pena hacer el esfuerzo y mantener la operación de Uruguay hasta por un tema de prestigio, de seguir estando en el país fundacional, pero a nivel económico hace tiempo que no es rentable», esgrimió Lavagna. La empresa tiene cuatro hostels en el mercado local (dos en Colonia, uno en Montevideo y otro en Rocha).


El impacto de la pandemia en los ingresos de la clase media (el público con el que trabajan los hostels) hace prever que «temporadas como las que teníamos va a llevar muchos años volver a tenerlas», sentenció el empresario.

4 vistas