top of page

Las salidas a bolsa de Puig y Europastry con acento gallego

Las dos multinacionales catalanas que saldrán al parqué este año tienen en su cartera empresarial compañías gallegas. La firma de cosmética participa en Adolfo Domínguez y Textil Lonia y Europastry es la dueña de Ingapan






La primavera promete ser movida en la bolsa española. El escenario político y económico no invitaba a nuevas apuestas bursátiles y tras dos años de sequía, el próximo viernes, Puig —la multinacional española de las fragancias— se estrenará en el parqué madrileño, en la que será la mayor oferta pública inicial (OPI) en España de los últimos años. Le seguirán la también la catalana Europastry —el conglomerado del pan congelado—, el grupo textil Tendam, entre otros. Y todas ellas con presencia gallega en su capital empresarial. Vayamos por partes. Puig saldrá a cotizar este viernes con una valoración inicial de hasta 13.900 millones de euros; la compañía catalana de cosmética y moda, que dispone de un cuidado catálogo de marcas premium, registró en el 2023 una cifra récord de ventas de 4.300 millones de euros, un 19 % más que en el 2022, y un crecimiento de dos dígitos en todos los segmentos y áreas geográficas.


De ahí que el salto del grupo catalán tenga sus derivadas en Galicia. Puig es el segundo accionista de Textil Lonia, con el 25 % del capital, y de Adolfo Domínguez, de la que posee el 14,8 %. La cesión de marca acordada entre ambas para la venta de sus fragancias, renovada el pasado mes de marzo, supone una importante fuente de ingresos para la firma ourensana, que se traduce en más de un millón de euros al año. En el caso de Puig, sus principales entradas provienen de las marcas de las que ostenta una participación mayoritaria, como Carolina Herrera, Rabanne, Jean Paul Gaultier, Nina Ricci o Charlotte Tilbury, tal como explica en el folleto entregado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).


Y es que soplan vientos favorables para la bolsa española, en consonancia con la economía del país, una de las que se está desempeñando de una manera más sólida entre las grandes del continente europeo. En particular, el consumo denominado discrecional, muy distinto del básico, del que se nutren las grandes compañías globales de perfumería y belleza. Aunque no forma parte del selecto grupo del gran lujo, liderado por Louis Vuitton o Gucci, Puig es la gran firma española del sector, compitiendo en un segmento de consumo de media-alta gama. «El momento bursátil es bueno, la economía va bien y eso se nota especialmente en el consumo discrecional, donde se enmarca Puig», explica el director de análisis de GVC Gaesco, Víctor Peiro. La compañía, con sede en Barcelona, pretende recaudar hasta 3.000 millones de euros vendiendo acciones nuevas y existentes a un precio de entre 22 y 24,5 euros cada una. En el 2023 siguió ganando cuota de mercado hasta alcanzar el 11 % del negocio mundial de distribución de fragancias selectivas.


Todo indica que el estreno bursátil de Puig precederá al de otras empresas españolas de renombre, como es el caso de Europastry, Volotea o Tendam. Esta última, dueña de Cortefiel, ha confirmado su salida este año y ha anunciado el lanzamiento de una nueva marca en el 2025. También la aerolínea está preparada para dar entrada a inversores en su capital en cualquier momento, posiblemente en el segundo semestre.

Fábricas en Lugo


La matriz de la antigua Ingapan, que ya lo intentó en el 2007 y en el 2019, se plantea hacerlo en julio próximo, después de cerrar el 2023 con unas ventas de 1.350 millones de euros, un 20 % más que un año antes. Por regiones, el mercado ibérico supone el 55 % de la facturación, siendo Estados Unidos su segundo mercado más relevante y el centro de Europa, el tercero. «Estos resultados son un reflejo del trabajo que venimos haciendo y que se caracteriza por el conocimiento adquirido a lo largo de los años, el volumen de inversión que hemos venido realizando en la última década y nuestra capacidad tecnológica», explica Jordi Gallés, presidente ejecutivo de Europastry. La familia Gallés mantendrá el 76 % del capital, mientras que el fondo MCH, con otro 21 %, saldrá de la compañía después de 13 años en el accionariado.


La líder española de masas congeladas para bollería y panadería, con un valor potencial que ronda los 2.500 millones de euros, amplió el año pasado las plantas de Azuqueca de Henares (Guadalajara), Oldenzaal en Países Bajos y Laurens en Estados Unidos, así como el nuevo centro de I+D, Cereal, en Barberá del Vallés (Barcelona). En el 2023, invirtió 64 millones de euros en nueva capacidad productiva, con lo que suma más de 350 millones de inversión en el último lustro. Las adquisiciones estratégicas realizadas en este período, como la de la panadera lucense (2019) Ingapan, la más reciente de la alemana Dewi Back, en marzo, y la integración de Dawn Foods, que la convierte en el mayor proveedor de dots, cookies y muffins del mercado europeo, le han permitido mantener un crecimiento «sostenido y rentable», sostiene Gallés. Actualmente, Europastry está presente en más de 80 países, con más de 26 plantas de producción, entre ellas las de Outeiro de Rei, Begonte y O Ceao, y 33 oficinas comerciales.


Buen arranque del 2024 de las cotizadas que tienen sede en Galicia


A continuación, las principales compañías gallegas que cotizan en bolsa:

Inditex. El buque insignia de la economía gallega y española sigue pulverizando registros. Si en el 2023 las acciones del gigante de Arteixo crecieron más de un 50 %, en lo que va de año acumulan un avance de casi el 13 %, con sus acciones cotizando en torno a los 44 euros. Esto eleva su capitalización hasta los 139.000 millones de euros.

Adolfo Domínguez. El valor de la acción ha caído desde los cinco euros con los que cerró el año pasado, hasta los 4,6 euros actuales, con lo que capitaliza algo más de 42 millones de euros. Las ventas entre marzo y noviembre del 2023 crecieron un 13 %. La puesta en marcha de proyectos de innovación ha impulsado la actividad de la compañía, cuyas ventas online aumentaron un 25 % en este período.


Ence. El 2024 está siendo bueno para el grupo forestal gallego, con la acción en torno a los 3,4 euros. La compañía acaba de anunciar ganancias de 9,5 millones de euros en el primer trimestre, gracias a los altos precios de la celulosa y a un mayor volumen de generación renovable. No obstante, los beneficios retroceden respecto al 2023.

Pharmamar. La farmacéutica ha dado una alegría a sus inversores, al presentar unos beneficios de 2,3 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un incremento del 64 %, según la información remitida a la CNMV.


Altia. La tecnológica coruñesa cerró el 2023 manteniendo su barrera de los 300 millones de euros de capitalización en el BME Growth (el mercado alternativo). Sus títulos se revalorizaron más de un 70 % el año pasado y hoy se intercambian a 4,5 euros.

Commcenter. El principal distribuidor y comercializador de productos de Telefónica de capital privado salió de los números rojos el año pasado. Con una capitalización de 13,6 millones de euros, la acción ha caído casi un 2 % en lo que va de año.


Ecoener. Los beneficios se redujeron un 71 % durante el primer semestre del año pasado, por la caída de las tarifas y el incremento de los costes. Sus títulos se han revalorizado un 16 % en los últimos seis meses, hasta los 3,7 euros actuales, si bien siguen lejos de sus mejores años.



O Resumo Semanal - Edición Nº 594 - 2 de mayo

Fuente: lavozdegalicia.es 28/04/2024

3 visualizaciones

Comentarios


bottom of page