top of page

Los bancos tendrán que ofrecer transferencias instantáneas gratis o al precio de las ordinarias

El Parlamento Europeo aprueba un reglamento que obliga a las entidades financieras a ofrecer estos envíos de dinero a un precio asequible


EUROPA PRESS


El pleno del Parlamento Europeo dio ayer luz verde a un nuevo reglamento que garantizará que las transferencias bancarias lleguen inmediatamente a las cuentas de los particulares y las empresas de la Unión Europea. El objetivo que persigue la Eurocámara con este texto es evitar esperas a los clientes minoristas y a las empresas, mejorando además la seguridad de las operaciones. Así, a partir de ahora los bancos y el resto de los proveedores de servicios de pago (lo que se conoce como PSP, por sus siglas en inglés) tendrán que garantizar a los clientes transferencias asequibles —a un precio igual o inferior al que se aplica a las normales, que en su mayoría suelen ser gratuitas— y procesadas al momento.


El reglamento actualiza las normas de la Zona Única de Pagos en Euros (SEPA) y entrará en vigor veinte días después de su publicación en el Diario Oficial de la UE. A partir de ese momento, los países tendrán un plazo máximo de doce meses para aplicar el reglamento a su territorio.


Explican desde la UE que la inmediatez de las transferencias deberá garantizarse con independencia del día y la hora en la que se realicen. De esta forma, el dinero deberá llegar a la cuenta del destinatario en un plazo de segundos, mientras que el ordenante (la persona que realiza el pago) también tendrá que ser informado en el mismo plazo de si los fondos transferidos se han puesto correctamente a disposición del receptor.


Creadas en el 2017, las transferencias instantáneas permiten realizar envíos de dinero en menos de 10 segundos con un servicio que, además, está disponible las 24 horas del día y durante todo el año. El importe máximo que se puede transferir por medio de este sistema es de 100.000 euros y se puede ejecutar tanto entre particulares, como entre empresas, como de particulares a empresas.


Más seguridad


Además de agilizar este sistema de pago, la Eurocámara se ha propuesto blindar su seguridad. Por ello, los proveedores de los servicios de pago tendrán que aplicar medidas sólidas y actualizadas de detección y prevención del fraude, con el objetivo de evitar que el dinero transferido acabe por error (o por un fraude) en una cuenta equivocada. Por ello, tendrán que ofrecer (también sin coste adicional) un servicio de verificación de la identidad del destinatario.


Como salvaguarda adicional contra el fraude, las entidades también deben permitir a sus clientes fijar el importe máximo que se podrá hacer en una transferencia instantánea, un límite que podrá modificarse fácilmente antes de ejecutar una nueva operación.


O Resumo Semanal - Edición Nº 583 - 8 de febrero

Fuente: lavozdegalicia.es 8.02.2024

3 visualizaciones
bottom of page