Marcas extranjeras llegan en masa para conquistar al consumidor uruguayo de pizza

Domino's Pizza, Sbarro, Kentucky y Almacén de Pizzas instalarán varios locales acompañando el aumento de la demanda

En Uruguay, la pizza está cobrando un gusto más internacional con la llegada de marcas extranjeras que amplían el «menú» de los bares y restaurantes locales.


La argentina Kentucky abrió en enero un primer local en el Centro de Montevideo. La expansión a Uruguay se explica porque se trata de una inversión «con un poco menos de riesgo» dada la cercanía geográfica y cultural entre ambos países, la alianza con un master franquiciado que conoce el mercado local, la estabilidad del país y la apertura del consumidor a nuevas marcas, analizó Francisco Bazán, director de Expansión y Franquicias de Desarrolladora Gastronómica, grupo propietario de Kentucky.


El buen inicio de la marca en Uruguay acelerará el crecimiento. La meta de abrir cinco locales en cinco años se cumplirá en meses: la empresa inaugurará una segunda sucursal en abril y la tercera en mayo, lo que hace pensar que «vamos a poder crecer un poco más», auguró Bazán. «También tenemos muchas ilusiones de poder ir al Interior», completó.


Entre los nuevos jugadores internacionales destaca la llegada del gigante estadounidense Domino’s Pizza, según anunció en diciembre a través de un comunicado. El desembarco será a través de la empresa mexicana Alsea, que tiene presencia en el país a través de 11 tiendas de Starbucks. Domino’s Pizza se instalará en las locaciones «más estratégicas de Montevideo y las principales plazas del interior del país, cumpliendo el objetivo de abrir 24 nuevos locales en 10 años», indicó Santiago Farinati, director general de Alsea Cono Sur. El primer punto de venta abrirá sus puertas en el segundo semestre del año.


«Las aperturas y desembarcos de nuevas marcas se corresponden con una lectura de la realidad económica, financiera y las circunstancias del mercado de cada país», explicó Farinati. «Analizamos seriamente qué respuesta tendrá el público uruguayo, cuáles son sus particularidades, necesidades específicas y tipos de respuestas a cada una de nuestras marcas. Analizando todo esto es que consideramos que Domino’s Pizza es una gran apuesta para el mercado, que a su vez potencia la estructura regional de Alsea Cono Sur», dijo.


Domino's Pizza proyecta abrir 24 locales en un período de 10 años; su primer restaurante comenzará a funcionar en el segundo semestre de este año

La cadena argentina Almacén de Pizzas eligió Uruguay hace cinco años, impulsada por la idea de crecer en un mercado con «sinergia geográfica» pero fuera de Buenos Aires, donde ya tenía una presencia importante, así como por la posibilidad de desarrollar una categoría nueva en Uruguay como la pizza gourmet. La aparición del local de Carrasco, donde terminó instalándose de la mano del operador José Bonanata, fue el empujón definitivo, recordó Sebastián Ríos, CEO de Almacén de Pizzas. A ese punto de venta le siguieron uno en La Barra y otro en Punta del Este. Ahora, el próximo paso prevé dos nuevas locaciones: Punta Carretas y Pocitos. Ríos anticipó que abrir en el Interior está en los planes (analiza Colonia) aunque no es un objetivo para este año. Primero, hay que terminar de desembarcar en Montevideo, aclaró.


La estadounidense Sbarro llegó en 2017 y desde entonces siempre ha operado en las plazas de comida de los shoppings. Su concepto de pizza en rebanadas se enmarca en el rubro fast food y no tanto en la experiencia de sentarse a comer como en bares o restaurantes. Por esa razón, son jugadores para ocasiones de consumo diferentes, remarcó el director de Sbarro, Nicolás Torres.


«Seguimos acorde a nuestro plan inicial, por más que nos pegó la pandemia como a todos», afirmó. La estrategia tiene como un pilar las nuevas aperturas. Hoy Sbarro cuenta con cinco locales, tiene en obra el sexto en hipermercado Géant, proyecta cerrar el año con otros dos puntos de venta y así llegar a 10 en 2023. Además, dedicará este año a preparar su sistema de franquicias para instalarse en el Interior. Otro «ingrediente» del plan es la comunicación. Próximamente, la marca tendrá mayor presencia en los medios de comunicación para darle «un empuje más importante» a su propuesta.


Competencia en masa

Pizza (Foto: Pixabay)

La pizza nace de la mezcla de harina y agua, por lo que los costos de sus ingredientes hacen ver al rubro como más rentable frente a otras categorías gastronómicas.


Esa ecuación ha alentado la aparición de nuevas marcas y la expansión de jugadores de peso a través de franquicias. Durante la pandemia, cerraron locales tradicionales y eso permitió que quedaran libres buenas ubicaciones, evaluó Bazán. Los franquiciados «muchas veces es gente que no viene de la gastronomía» y que invierte tras recibir una indemnización al salir de una multinacional o personas que buscan incursionar en algo más independiente.


Torres y Ríos coincidieron en que si bien los costos de las materias primas son más accesibles, la apuesta a la calidad de los productos y de aquello que engloba la experiencia de marca termina influyendo en los números.

Mientras, otras cifras revelan que el consumo de pizza en Uruguay crece: ese plato está en el top 3 de PedidosYa, y registró un aumento en los pedidos de un 4% en el último año, informó la plataforma de delivery.


El rendimiento del negocio y la popularidad de la pizza ha alentado la aparición de distintas propuestas, cada una con su sello: al corte, en rebanadas, napolitana, romana, neoyorquina o estilo Detroit.


A Ríos le gusta la competencia porque hace mover a su empresa. «Y si bien todo es pizza, en forma directa aún no hemos identificado un competidor claro» en pizza gourmet, aseguró.


Para Torres, la llegada de nuevas marcas no es una mala noticia ya que «la competencia ayuda a posicionar mejor el producto, a darle más difusión a este tipo de forma de comer la pizza a la que el uruguayo no estaba tan acostumbrado». Y concluyó: «Hay lugar para crecer y que la ‘torta’ se pueda seguir agrandando».


Una porción de historia

Almacén de Pizzas

Con 16 años de trayectoria, la empresa argentina Almacén de Pizzas ha logrado convertirse en una cadena con una presencia destacada en su país. Tras su primera apertura en 2006, la compañía ha crecido hasta sumar actualmente 25 sucursales, distribuidas entre el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y los provincias de San Juan y Tucumán. En algunas semanas desembarcará en Mendoza.


Domino's Pizza.

Domino’s Pizza fue fundada en 1960 en la ciudad de Ann Arbor, Michigan (EE.UU.). Allí instaló el primer local su creador Tom Monaghan y mantiene hasta hoy su sede central. Al presente, la multinacional de pizzerías cuenta con 14.500 establecimientos distribuidos en 89 países y territorios alrededor del mundo. Para América Latina, la marca es manejada por el grupo mexicano Alsea, responsable también de su llegada a Uruguay.


Apertura de pizzería Kentucky en Montevideo (Foto: Gentileza Kentucky)

Un grupo de amigos argentinos aficionados al turf apostaron -y ganaron- con el Gran Premio de Kentucky en 1942. Los dividendos los invirtieron en una pizzería porteña a la que llamaron «Kentucky». El gran salto de la marca llega a partir de 2012; es adquirida por el grupo Desarrolladora Gastronómica y se ha expandido a través de franquicias. Actualmente, posee 65 locales y proyecta duplicar su red en los próximos tres años.


Local de Sbarro (Gentileza Sbarro Uruguay)

Sbarro nació en 1956 en Brooklyn. Al inicio, sus fundadores Carmela y Gennaro Sbarro atendían una charcutería, pero luego la dueña amplió el negocio a la venta de rebanadas de pizza para clientes como trabajadores por turnos que buscaban una comida rápida. La idea logró tal aceptación que los Sbarro abrieron un segundo local, esta vez solo de pizza. Hoy, la cadena tiene más de 600 puntos de venta en cerca de 30 países.




O Resumo Edición Nº 498 - 25 de Marzo de 2022

Fuente: elpais.com.uy 18.03.2022

11 visualizaciones