top of page

Raya a la gallega: aprende a preparar esta caldeirada tradicional

Este plato característico de las Rías Baixas es ampliamente reconocido por su sabor único. Se trata de un pescado sabroso, de carne blanca y compacta y sin espinas

Aunque la raya no es uno de los pescados más comunes en la gastronomía española, su caldeirada es muy apreciada en las zonas costeras de Galicia, especialmente durante su temporada, la primavera. La receta tradicional es tan famosa que en muchos lugares la llaman simplemente «raya a la gallega».


Este plato es perfecto para aquellos que desean evitar las espinas, ya que generalmente se utilizan las alas de la raya, que son cartilaginosas y no tienen esqueleto ni espinas. Es una opción cómoda y adecuada para introducir pescado en la alimentación de los niños.


Para preparar esta receta con éxito, es esencial seleccionar un pescado de alta calidad, preferiblemente del Atlántico, con la parte inferior de color blanco-rosáceo claro. El secreto de esta receta radica en su método de preparación, por lo que hoy te enseñamos como hacer esta exquisita caldeirada de raya.


Ingredientes

  • 1 kg de raya

  • 1 kg de patatas

  • 1 cebolla

  • 2 hojas de laurel

  • Pimentón de la Vera

  • 2 dientes de ajo

  • Vinagre

  • Aceite de oliva virgen extra

  • Sal gorda


Instrucciones

  1. Comienza lavando cuidadosamente las alas de la raya y sazónalas con sal gorda. Si la raya no está troceada, puedes hacerlo ahora

  2. Corta la cebolla en juliana, las patatas en trozos de tamaño uniforme y filetea los dientes de ajo para la ajada

  3. En una olla grande, lleva el agua a ebullición con las hojas de laurel. Luego, agrega las patatas y la cebolla y cubre la olla. Cocina durante 8-10 minutos, sin que las patatas estén completamente cocidas

  4. Incorpora la raya troceada a la olla y cocina durante otros 10 minutos hasta que esté en su punto

  5. Mientras se cocina el pescado, prepara la ajada calentando aceite de oliva en una sartén y añadiendo los ajos fileteados. Luego, agrega vinagre, pimentón de la Vera y, opcionalmente, un poco de agua de la cocción de la raya. Remueve y reserva

  6. Sirve la raya y las patatas en el plato, añade la ajada por encima y decora con perejil. También puedes optar por servir la ajada en un recipiente aparte. Otra alternativa es mezclarla directamente en la olla antes de emplatar. ¡Y así, tendrás lista tu raya a la gallega!



O Resumo Semanal - Edición Nº 567 - 21 de Setiembre

Fuente: lavozdegalicia.es 13.9.2023

7 visualizaciones
bottom of page