top of page

Un sueldo que cambia según donde teletrabajes: ¿es posible en España?

Las grandes tecnológicas como Facebook y Google ya ajustan los salarios de sus empleados. El modelo es difícil que se pueda extrapolar a nuestro país

En mayo del 2020, Mark Zuckerberg, fundador y presidente de Facebook, comunicó a sus empleados que ajustaría sus sueldos según la ciudad desde donde hubiesen decidido teletrabajar. A la propuesta, se unió hace un par de meses Google: «Tanto si eliges trasladarte a una oficina diferente u optas por un trabajo completamente en remoto, tu compensación se ajustará de acuerdo con tu nueva ubicación», es el mensaje que Sundar Pichai, CEO de la compañía, trasladó en un mensaje a su plantilla. Uno de sus trabajadores confesó a la agencia de noticias Reuters que vivir en las afueras de una gran ciudad como Seattle, le supondría cobrar un 10 % menos de salario si decidiese trabajar desde casa a tiempo completo.


De esta práctica de las tecnológicas, solo se ha escapado Spotify. La plataforma de música ha anunciado a sus empleados que la mayoría de ellos podrán elegir si realizan su jornada desde casa, desde la oficina, o una combinación de ambas, pero lo que cobren seguirá siendo exactamente lo mismo.


Esto es lo que Alberto Gavilán, director de talento de la consultora Adecco, cree que pasaría si alguna empresa decide aplicar este modelo en España: «Con el sistema retributivo de nuestro país, no se me ocurre ninguna forma con la que fuese posible pagar más o menos según la ubicación geográfica». Los salarios se gestionan según unas tablas salariales y las compañías tienen la obligación de llevar un registro de los sueldos para evitar discriminaciones de ningún tipo. «Mismo trabajo, mismo salario, así funciona aquí», explica el experto.


Además, la reciente legislación aprobada en España sobre el funcionamiento del trabajo en remoto no permite este tipo de distinciones. De hecho, el artículo 4 del real decreto establece específicamente la igualdad de trato y la no discriminación: «Las personas que desarrollan trabajo a distancia tendrán los mismos derechos que hubieran ostentado si prestasen servicios en el centro de la empresa, y no podrán sufrir perjuicio en ninguna de sus condiciones laborales, incluyendo la retribución», reza el enunciado.


Ni si quiera sería entonces una práctica posible a través de un sistema de sueldos flexibles, que utilizase la parte variable para beneficiar o perjudicar en función de la ubicación del trabajo. «Las retribuciones variables están vinculadas a unos resultados concretos y se utilizan como incentivos», apunta Alberto Gavilán.


Cobrar según tu ciudad

A pesar de todo, teletrabajar desde Madrid siempre supondrá un sueldo más elevado que si se hiciese, por ejemplo, desde Soria. El coste de vida en las grandes urbes de nuestro país, es en torno a un 30 % superior, según datos recientes de Adecco. Por lo que es habitual que las empresas adecúen sus bandas salariales en función del entorno dónde se encuentren. De hecho, existe sobrada literatura científica sobre las diferencias en los sueldos entre escenarios urbanos de alto nivel de vida, y otros medianos, donde vivir supone costes más moderados. Hay estudios que establecen que cuando una ciudad dobla su tamaño, el salario crece entre un 15 y un 30 %. En concreto, un trabajo reciente titulado Prima salarial urbana en España y su evolución durante la crisis, concluye que sí: hay una correlación entre salarios medios y ubicación. Sin embargo, es mucho menor a la que existe en otros lugares. Una de las razones es que, en un país en el que los convenios colectivos tienen gran influencia en los sueldos, no existen negociaciones salariales a nivel local, como sí pasa en otras regiones.




O Resumo Edición Nº 476 - 10 de Setiembre de 2021

Fuente: lavozdegalicia.es 6.09.2021

7 visualizaciones

Kommentare


bottom of page