top of page

Vivienda nueva: en Galicia se inician un 4% menos que hace un año

Su número ha aumentado un 5,6% en el conjunto de España, hasta las 49.795 unidades en la primera mitad del año, segundo mejor registro desde el 2009

Sandra Alonso

Ya sea por la burocracia de las licencias o porque la demanda se ha enfriado en Galicia, lo cierto es que la actividad en obra nueva se está frenando en la comunidad.


Según las últimas estadísticas disponibles del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, en el primer semestre del 2023 apenas se iniciaron 1.591 viviendas libres en Galicia, un 4,27% menos que en el mismo período del 2022, cuando las promotoras arrancaron las obras de 1.662 inmuebles.


La evolución es muy desigual entre las cuatro provincias. En A Coruña, donde no hay obra nueva que supla la creciente demanda, se iniciaron entre enero y junio de este año un 30% más de viviendas nuevas (843), frente a las 588 del 2022. Sin embargo, en Pontevedra, donde el mercado del alquiler está haciendo estragos, apenas se han arrancado las obras de 542, un 36% menos que hace un año. Esa caída en la construcción de viviendas es similar a la de Lugo, donde han pasado de iniciar 103 a solo 68, un 34% menos. Ourense mantiene la buena dinámica. En esa provincia ha aumentado en un 8,6% el número de inmuebles en construcción, pasando de los 127 de hace un año a los 138.


España se anota su segundo mejor registro en 14 años

Las cifras gallegas contrastan con las del conjunto del Estado. España se anotó en el primer semestre del año su segundo mejor registro desde el año 2009, en pleno estallido de la burbuja inmobiliaria, que se llevó por delante a muchas promotoras y constructoras, dando paso a un largo invierno en el sector.


Según las estadísticas, el número de viviendas nuevas iniciadas aumentó un 5,6%, hasta las 49.795 unidades, algo que no se veía desde antes de la pandemia. La obra nueva sigue avanzando y lo hace a pesar de que las compraventas de vivienda han descendido en los últimos seis meses a causa de las subidas de los tipos de interés, que han encarecido las hipotecas.


A pesar de esa evolución a la baja, la escasa oferta de obra nueva mantiene el ritmo de construcción y sigue tirando de los precios hacia arriba, subiendo un 3,6% en la primera mitad del año. Las comunidades donde más viviendas libres se iniciaron fueron Andalucía (12.000), Comunidad de Madrid (7.255), Cataluña (6.391) y la Comunidad Valenciana (6.065).


La cifra de 49.795 inmuebles palidece, sin embargo, si se compara con su máximo histórico del 2006, cuando en solo seis meses se habían iniciado las obras de 664.923 unidades. Pero supera de largo las 29.232 de su mínimo, en el 2013.





O Resumo Semanal - Edición Nº 570 - 12 de Octubre

Fuente: lavozdegalicia.es 8.10.2023

2 visualizaciones
bottom of page